En Mendoza el nivel de consumo es 46,2% superior a la media del país

a provincia ocupa el 9° lugar en un ránking nacional que mide demanda per cápita
Durante los tres primeros meses de 2009 el consumo de los mendocinos resultó ser el noveno más alto en comparación al del resto de los argentinos, e inclusive un 46,2% superior al alcanzado en el promedio del país.

Así lo revela un informe de la consultora Abeceb.com que elabora un ranking provincial de indicadores de demanda per cápita, donde se engloba el consumo de combustibles y de gas, como los patentamientos de vehículos y motos, a lo que se le suma las ventas en supermercados.

Los datos revelan que la crisis económica que atraviesa el país ha golpeado menos a los consumidores de Mendoza que a muchos de otras jurisdicciones. Puntualmente, Mendoza obtuvo para el primer trimestre de 2009 un puntaje de 133, que resulta ser un 46,2% mayor al del promedio del país que alcanzó los 91, que al de Entre Ríos que obtuvo 53,3, y al de Buenos Aires que sumó 95, pero considerablemente menor al de Chubut que alcanzó unos 243 puntos, como al de otras provincias del Sur, indica el estudio de Abeceb.com.

De estas calificaciones surge la lista de las 24 jurisdicciones que están ordenadas en forma decreciente de acuerdo al nivel de consumo per cápita (ver cuadro).

Lo cierto es que los indicadores de consumo correspondientes a las provincias del centro del país, donde está Mendoza, se ubican en una posición media del ranking, lo que el informe de la consultora atribuye a la variedad de actividades económicas y a los diferentes niveles de poder adquisitivo resultantes de la población. Y para Mendoza específicamente, "ayuda la baja densidad poblacional entre las grandes", dijo Mariano Lamothe, jefe y economista de Abeceb.com.

Las que se ubican a la cabecera del ranking son las jurisdicciones del sur del país. A propósito, las primeras cuatro posiciones con mayor consumo por habitante corresponden primero a Santa Cruz, seguida de Chubut, Tierra del Fuego, y finalmente La Pampa.

"Pese a la crisis se mantiene alto el consumo per cápita en estas provincias debido a que los salarios son relativamente altos por las características de su actividad (como el sector petrolero), y por su menor densidad poblacional", explicó el consultor.

En contraposición y al final de la tabla, se encuentran las provincias del norte argentino que conllevan los niveles de consumo más deprimidos para este 2009. Es el caso de Santiago del Estero, Salta, Jujuy, y Misiones, que se ubican del puesto 21 al 24.

A propósito, Lamothe sostuvo que "en esas jurisdicciones ya se nota un mayor empobrecimiento de la población", y agregó que "las razones fundamentales hay que buscarlas en la conformación de la estructura empresarial de estas provincias, que está compuesta por pymes y pequeños emprendimientos agropecuarios que concentran mucho empleo informal".

Ahora, si se compara el ranking del primer trimestre del 2009 con el del 2008 no se observan diferencias sustanciales en los puestos por provincia. En el caso particular de Mendoza inclusive ha logrado escalar una posición, ya que el año pasado era décima en la lista y ahora ocupa el puesto noveno.

"Esta provincia no ha tenido un impacto tan fuerte durante 2008 en el sector del agro como sí lo tuvieron otras jurisdicciones ubicadas en el cordón central", expresó Lamothe.

Sólo crecen los súper

Un set de indicadores de demanda puntuales permitieron que Mendoza esté en el top 10 de las provincias que más consumen en el país. Puntualmente en el primer trimestre del año la ventas de combustibles en la provincia cayeron un 2,2% respecto al mismo período del 2008; en el mismo lapso se retrajo en un 4,13% el consumo de gas natural.

Además se registró una caída en el patentamiento de vehículos de un 17,23% y de las motos del 18,95%, en sintonía los despachos de cemento bajaron un 13,79%. En contraposición las ventas en supermercados crecieron, ya que para los primeros dos meses del año fueron un 16,13% mayor en términos anuales, lo que el economista de la consultora atribuye a las promociones que han efectuado las cadenas para atraer más clientes.

Comentá la nota