Mendoza necesita ayuda de $300 millones para pagar sueldos y servicios.

Mendoza necesita ayuda de $300 millones para pagar sueldos y servicios.
La cifra la dio el ministro Cerroni, a ocho días del encuentro Cristina-Jaque. "Estamos en un cuello de botella".
Una sugerencia de reforma de la ley nacional de Responsabilidad Fiscal para que se permita el empleo de partidas de gastos de capital en gastos corrientes; la habilitación para que los fondos de la soja (15 millones al mes para Mendoza) se puedan destinar a gastos diarios en lugar de ir a obras de infraestructura; el adelantamiento del envío de dos cuotas de 33 millones del Programa de Asistencia Financiera (PAF); el pedido de que la Nación se haga cargo de los 47 millones de pesos que debe pagar la provincia a los tenedores del Bono Mendoza 18 y aún el préstamo de fondos de Anses (vía fideicomiso) para cubrir necesidades de financiamiento del Estado provincial, son cinco de los puntos que llevará el gobernador Celso Jaque cuando se reúna con la presidenta Cristina Fernández.

Aunque en la Casa de Gobierno de Mendoza no existió ayer confirmación oficial, se descuenta que el encuentro previsto inicialmente para mañana ha quedado para el miércoles de la semana entrante.

"No vamos a ir con un monto determinado, pero si lleváramos (a la Casa Rosada) una cifra pediríamos 300 millones de pesos", dijo ayer el ministro de Hacienda de la Provincia, Adrián Cerroni, haciendo referencia a la magnitud del salvavidas que Jaque podría requerir a la Presidenta.

Cerroni consideró que los 180 millones de déficit municipal pueden ser una cifra aproximada aunque dijo no tener las precisiones exactas en las comunas. Reconoció que se estaba reuniendo con jefes comunales para definir esa información y agregó que por un tiempo difícilmente se atienda con Rentas Generales otra cosa que gastos corrientes.

La reunión tendrá lugar en la Casa Rosada trece días antes de que la provincia deposite 170 millones de pesos para pagar los sueldos de los empleados públicos; a diecisiete días antes de que venzan los 47 millones del Bono Mendoza 18 y dieciséis antes de que deposite una coparticipación municipal (disminuida en 6 puntos por debajo de lo presupuestado) y muy cerca de la fecha de transferencia de unos 18 millones de pesos por FIM (Infraestructura) y FAM (ayuda municipal) para las comunas.

"En el cuello de botella de vencimientos que tenemos la prioridad será el pago del Bono Mendoza 18 y luego los sueldos", dijo Cerroni afirmando sin decirlo que los municipios quedarán en tercer lugar. Cerroni aseguró -no obstante- que de una u otra manera se cumplirán con todos los compromisos.

Plan B

Para el caso de que la gestión del salvataje nacional no fructifique, el gobierno de Celso Jaque evalúa un "Plan B" de alternativas exclusivamente locales: una de ellas es la de extender anticipadamente por diez años las concesiones a las empresas petroleras (básicamente Repsol) a cambio del adelantamiento de una cifra superior a los 2.000 millones de pesos desde las empresas.

En este sentido Jaque ya confirmó oportunamente que es partidario de anticipar estas prórroga de concesiones y la insistencia en este punto por parte del intendente Víctor Fayad, confirma que en la Casa de Gobierno se está trabajando en ese sentido.

"Es preferible vender las joyas de la abuela, a que se nos muera el nieto", ironiza el intendente de Capital, cuyos buenos vínculos con el gobierno de Jaque suelen ser origen de adelantos de decisión en la Casa de Gobierno.

La posibilidad del acceso provincial al crédito nacional o provincial es una alternativa cierta, según se desprende de las declaraciones del flamante subsecretario de Financiamiento, Pablo Frigolé (ver aparte)

Otra medida local es la de agilizar la venta "de todo lo que sea vendible". "Aspirábamos a liquidar los bienes del ex Fondo Residual (actual Daabo) antes de fin de año, pero todo se hace muy lento por los procesos judiciales. Sucede lo mismo con las acciones de cobro judicial de los grandes deudores", reconoce Cerroni.

Finalmente dentro de las medidas puramente locales, está siempre presente el empleo del fondo anticíclico (160 millones de pesos) que ya tiene autorización legislativa para su uso. "Esta será un último, pero último recurso y posiblemente habría que apelar a una ratificación de la autorización legislativa", afirma el titular de Hacienda.

En la Casa de Gobierno, se apuesta -además- a que en setiembre puede comenzar a aparecer una leve mejoría de la economía, que se está reflejando en los trabajos previos para el presupuesto 2010. Mientras tanto, dice Cerroni, "la recaudación está creciendo al ritmo de la inflación, es decir tiene crecimiento real cero".

Comentá la nota