Mendoza mandó a cobrar una gran deuda por moscas

El subsecretario de Agricultura de la provincia de Mendoza, Raúl Millán, salió públicamente ayer a cobrar una deuda de 800 mil pesos que la provincia de San Juan adeuda desde el 2008 por la compra de "pupas" de mosca del Mediterráneo esterilizadas. Las moscas fueron usadas por esta provincia en la campaña contra la mosca de los frutos que afecta a los productos de exportación y aún no fueron pagadas.
El director de Sanidad Vegetal de San Juan, Jorge Escobar, admitió ayer la deuda y la demora, y dijo que se están haciendo los trámites "para acelerar el trámite". "Es cierto que el Programa (de Lucha contra la Mosca) les compró esas moscas y es cierto que el pago se ha demorado más de lo habitual. Las autoridades de Mendoza nos mandaron a principios de semana una nota reclamando el pago y nosotros hemos acelerado el trámite", dijo ayer Escobar.

El funcionario atribuyó la demora a "la lentitud de los trámites administrativos". No obstante la explicación dejó dudas puesto que no es la primera vez que esta provincia le compra moscas a Mendoza para la campaña agrícola, pero sí la primera vez que se atrasan. Escobar sólo se limitó a contestar que esta vez "los trámites van muy lentos" y que el expediente había ingresado a Delegación Fiscal el martes de esta semana, un paso previo para liberar los fondos.

El gobierno sanjuanino le compró el año pasado al Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (Iscamen) 35 millones de moscas del mediterráneo esterilizadas por semana, las que fueron recibidas hasta principios de este año.

El mendocino Millán destapó ayer la deuda y dijo que los trámites para cobrarla se están haciendo "con la vecina provincia". Millán explicó que "en realidad las moscas no se le vendían al gobierno de la provincia sino que se le vendía a una cámara que era la encargada de realizar la liberación en San Juan".

Al respecto, Escobar aclaró que el programa contra la mosca de los frutos se hace en San Juan en conjunto con la Cámara de Comercio Exterior -"que es quien adminstra los fondos", dijo- pero destacó que quien debe a Mendoza no es ese sector privado sino el gobierno provincial, a través de la Dirección de Sanidad Vegetal.

Las moscas estériles se usan en la guerra contra la proliferación de la mosca de los frutos que afecta los productos de exportación. Se las libera para que copulen con las moscas dañinas y al ser estériles, se garantiza que la población de la plaga no crecerá.

"Para nosotros es estratégico vender y cobrar, ahora estamos en la etapa de cobrar", dijo ayer Millán.

Comentá la nota