En Mendoza, el desempleo subió a casi el 6 por ciento

El desempleo pasó de 4,5% a 5,8% entre el primer trimestre de 2008 e igual período de 2009. La pérdida de puestos de trabajo hizo que la tasa de ocupación caiga de 43,3% a 41,8%. Indicadores estables a nivel país.

Aunque con severas sospechas de manipulación en los índices a nivel país para que muestren una tendencia "estable", en Mendoza la situación es crítica. Sólo en los últimos doce meses la desocupación en el área urbana de la provincia creció 28% y el fenómeno se da no porque haya más gente que busca sin éxito trabajo (aumentando la Población Económicamente Activa -PEA), sino porque muchos de los que lo tenían lo perdieron en el inicio de este año.

Entre el primer trimestre de 2008 e igual período de 2009 la tasa de desempleo en el Gran Mendoza pasó de 4,5% a 5,8%. De punta a punta esto es un crecimiento de 28% o bien de 1,3 puntos porcentuales.

Si la comparación es con el último trimestre de 2008, ahí el crecimiento de la desocupación en Mendoza es de 1,8 puntos o del 45%, siempre tomando los datos que brinda el cuestionado Indec. En cantidad de personas, estos índices muestran que en el Gran Mendoza hay unos 23.000 desocupados.

¿Por qué aumentó el desempleo? La variable es clara y no responde al hecho de que más personas (jóvenes o amas de casa que buscan reforzar los ingresos familiares) hayan salido a buscar trabajo y al no encontrarlo engrosan las filas de desempleados.

Todo lo contrario, lo que ha ocurrido sencillamente es que el mercado laboral de Mendoza se ha achicado y también ha caído la cantidad de persona que tienen trabajo en Mendoza. Por suerte, los dos fenómenos juntos permiten que la tasa de desocupación de Mendoza no sea aun mayor.

Tomando los últimos 12 meses (primer trimestre de 2008 contra igual período de 2009) la tasa de Actividad, mide a la población que tiene trabajo más todos aquellos que sin tenerlo lo buscan activamente y por eso son desocupados, pasó de 45,3% del total de la población del Gran Mendoza a 44,4%.

Esto indica que hubo una caída en la cantidad de gente incorporada al mercado laboral, ya sea porque tiene empleo o lo busca. Este primer indicador muestra, entonces, que el mercado laboral de Mendoza se achicó en el último año.

En el mismo período de tiempo la tasa de Empleo u Ocupación de la provincia pasó de 43,3% a 41,8%, esto es una disminución de 1,5 puntos porcentuales. Esto muestra que en los últimos 12 meses la cantidad de personas con trabajo cayó.

Unos suben y otros bajan

El panorama nacional es distinto y sorprendentemente muestra estabilidad en los índices de empleo.

Así y aunque en el primer trimestre del 2009 la desocupación aumentó en 18 de las 31 ciudades medidas por el Indec, en el último año el desempleo se mantuvo sin cambios en el 8,4% por los "sorprendentes" datos del Gran Buenos Aires (GBA) donde, a pesar de la crisis y la estacionalidad (nunca en vacaciones desde que se mide desocupación hubo un mayor nivel de actividad y empleo que en el último trimestre de cualquier año), habría seguido creciendo la ocupación laboral.

Al tope del ranking nacional, con el 11,9% se destaca la ciudad de Santa Fe. Y con el porcentaje más bajo, aparece Formosa con apenas el 2%, desplazando a San Luis que subió del 1,5 al 2,7%. Entre las ciudades que registran subas en el desempleo figuran la Capital, Rosario, Santa Fe, Neuquén, Tucumán y Mendoza. Y en baja, encabeza el conurbano, seguida de Córdoba, La Plata y Corrientes.

Por este supuesto "círculo virtuoso", en el GBA el total de desocupados se redujo de 445.000 a 401.000 personas. Además, el conurbano dio la sorpresa de superar la estacionalidad propia del verano, alcanzando registros récords tanto en tasa de actividad como de empleo. El único dato que contrarresta es que 36.000 de los 158.000 nuevos ocupados encontraron empleos de pocas horas (subocupados).

Algo parecido habría pasado en Córdoba; mientras que en la Ciudad de Buenos Aires, el proceso fue casi inverso. No hubo más gente buscando empleo, el número de porteños ocupados se redujo en 19.000 personas y el desempleo aumentó así de 109.000 a 128.000 personas: del 6,6 al 7,8%.

En La Plata la baja en la desocupación se debió enteramente a que un sector de trabajadores dejó de buscar empleo. En Santa Fe, el aumento del desempleo del 9,1 al 11,9%, se debió a la pérdida de 9.000 puestos de trabajo.

Comentá la nota