Mendoza denunciará al fiscal Miró por violación de la intimidad y discriminación .

La candidata a diputada nacional por el Frente Chaco Merece Más y ex ministra de Salud de la provincia, Sandra Mendoza, se pronunció sobre la actuación del titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, Héctor Miró, quien, según su opinión, se salió de los límites de lo que debía ser un expediente administrativo y emitió públicamente consideraciones personales sin fundamento jurídico.
Mendoza señaló que constituyen un acto violatorio del derecho a la intimidad y discriminatorio contra los pacientes de diabetes. Las atribuyó a la campaña política de la Alianza, que en su momento promovió la designación del funcionario y sobre sus repercusiones afirmó: "A Sandra Mendoza, más la tocan y más votos tiene".

La candidata realizó una aclaración sobre la actuación del titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, Héctor Miró, que apartándose de su función difundió conceptos que la agraviaron en un acto violatorio de su derecho a la intimidad y discriminatorio en su condición de paciente diabética. "No se trata de un fallo sino de una opinión", aclaró, y precisó que "lo grave es que se publique algo que no tiene ni sentencia" a través de "una persona que no entiende de derechos humanos o no quiso entender dos cosas: que los pacientes diabéticos no podemos ser discriminados, ni los diabéticos ni los discapacitados; y que no se pueden violar los derechos privados de un paciente, que están protegidos por el secreto médico".

Acciones legales

"En el genocidio de Hitler muchos dicen que mataron sólo a los judíos, pero también mataron a los discapacitados... Es el concepto de este hombre", le enrostró Mendoza a Miró. "Él no puede publicar --y la prensa, que se hizo eco-- información que es propia del ámbito "del secreto médico, de mi historia clínica, sin mi autorización", reprochó. Hacerlo "es violar todos los derechos privados de un paciente", explicó, y anunció que por esa innecesaria manipulación de datos que conciernen a su salud dio instrucciones para que su abogado inicie las acciones legales.

Fue "un error gravísimo" del fiscal y "un error" de la prensa publicar sin el necesario consentimiento del paciente algo "que pertenece a la privacidad, en este caso la mía, pero que puede ser la de cualquier ciudadano", calificó Mendoza, quien en las primeras declaraciones periodísticas sobre el asunto hizo referencia a su estado de salud, pero limitándose, como considera debido, a los datos necesarios para la comprensión de la situación. "Sandra Mendoza padece de diabetes desde el año 1994 --cuando tuve a mi primera hija--", dijo. "No hay ninguna inhabilidad", precisó, distinguiendo la realidad sobre la enfermedad que padece de la especie de encuadramiento "jurídico-administrativo-médico-político" que realizó el fiscal Miró. "Evidentemente, es político", dijo sobre el hecho que esta semana protagonizó el funcionario. Los diabéticos enfrentan la posibilidad de sufrir trastornos periféricos, como el pie diabético o neuropatías diabéticas, pero "forman parte de la esfera de intimidad del paciente", insistió.

"Huele a campaña política"

"Un fiscal puede opinar pero nunca juzgar, y menos llevar a la prensa información que es parte de la privacidad que tenemos los ciudadanos del Chaco. Lo grave de esto es el hecho discriminatorio. Y esto me huele a una campaña política, como la que vienen haciendo desde hace rato", precisó. "Ese señor fue puesto a dedo, no por concurso, y nadie lo votó", dijo, apuntando al origen de la designación de Miró, y preguntándose "qué le espera a Don Pérez y Doña Rosa?" con esta clase de funcionarios. "Si la Alianza no tiene propuestas para brindar a los ciudadanos chaqueños, Sandra Mendoza y el Frente Chaco Merece Más estamos trabajando para darles una calidad mejor", agregó.

"Vuelvo a insistir --y la gente y los ciudadanos que me conocen y que son muchos--: Estoy primera en las encuestas. Y parece que a la Alianza le molesta mi presencia. Pero voy a seguir estando, mal que le pese a la Alianza, con los ciudadanos, a su lado. No como ellos", advirtió. "Yo no miro antigüedad, no miro color político", sostuvo, diferenciándose de sus adversarios, destinatarios de las denuncias por discriminación.

Episodio legislativo

La ex diputada provincial volvió a aclarar lo sucedido con María Cristina Barrios, a quien cuestionó por una actitud discriminatoria en la Cámara de Diputados. "Ese día, a pesar de haber estado con licencia por quimioterapia igual fui a trabajar. Y la diputada Barrios, que es presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, cuestiona a una paciente con quimioterapia las faltas, cuando yo, para no ser ñoqui, levanté todas las licencias que me daba mi oncólogo", recordó. Porque yo hago laborterapia".

"Los que piensan que yo tengo mal carácter, ¡qué equivocados que están! Por algo estoy primera en las encuestas. No saben salir de su oficina. Y yo voy a seguir luchando por los derechos humanos y los derechos de los ciudadanos. Hay muchos genocidas disfrazados dentro de la democracia. Nos falta mucho aprender. Legalmente voy a hacer, a través de mis abogados y los de derechos humanos, todo lo que corresponda. Porque no se puede ensuciar el honor y el buen nombre de las personas".

"Si quieren sacar a Sandra Mendoza del cargo de diputada nacional nos tendrán que ganar en las urnas. Esta es la situación", insistió. Y con indignación denunció "la discriminación que todavía existe, y los brotes de pelo que les salen a algunos...". En un mensaje al electorado, aseguró: "Voy a estar, y voy a seguir trabajando, mal que les pese a algunos. Voy a seguir trabajando para el Chaco. Voy a estar en el Chaco continuamente junto a los ciudadanos".

Comentá la nota