En Mendoza ya se han consumido 50.000 kilos de Carne para Todos

En Mendoza ya se han consumido 50.000 kilos de Carne para Todos
A través de las reiteradas visitas del camión distribuidor, los operativos cada vez han sido más ordenados. Hasta el jueves permanecerá en Godoy Cruz
Desde el 21 de diciembre del 2010, cuando arribó por primera vez el camión del programa nacional Carne para Todos a la provincia, hasta la fecha, los mendocinos han consumido 50.000 kilos de carne. Con operativos cada vez más ordenados, unos 10.000 vecinos –cifra que se desprende de los números otorgados para la compra– de Las Heras, Guaymallén, Luján y hasta el jueves Godoy Cruz acudieron presurosos a comprar carne a precio económico. Los números le sirven de sobra al Ministerio de Desarrollo Humano, Comunidad y Familia para considerar todo un éxito la medida y no descartar que, en el futuro, el camión vuelva, aunque tras la visita a Godoy Cruz y quizás por el receso vacacional de verano todavía no está fijada ni una fecha ni un departamento específico para este casi garantizado retorno.

APRENDIZAJE. Si bien en los dos primeros destinos del camión distribuidor –Las Heras y Guaymallén– existieron algunos problemas de organización, la experiencia les fue enseñando tanto a los coordinadores de área del Ejecutivo como a los funcionarios comunales cómo moverse con la gran afluencia de público. Así, en Luján y en Godoy Cruz –tercera y cuarta visita a tierra mendocina del programa–, el mecanismo ya estaba del todo aceitado por lo que la gente no sufrió ningún tipo de contratiempos a la hora de comprar. Con números entregados con anticipación, con la ayuda del Instituto Universitario de Seguridad Pública, que aportó futuros auxiliares para la contención de la gente, y el inestimable compromiso de las comunas visitadas que prestaron instalaciones cómodas –como polideportivos– para que los vecinos pudieran esperar cómodamente sentados y con acceso a baños y dispensers con agua, la situación fue mucho más ágil y ordenada que al comienzo.

PROMEDIO. Con un promedio de 5 kilos de carne por cliente, en Las Heras ante el furor del primer día de distribución, este margen debió limitarse a 3 kilos. Los cortes más solicitados por los vecinos fueron costillas para asado, road beef –más conocido en la provincia como cortes de carne blanda o paleta– y también carne molida. El kilo de estos cortes se comercializó a 21 pesos, excepto la carne molida que se vendió a 18 pesos. De esta manera, el cálculo estimativo de ganancia que tuvieron la empresas bonaerenses dedicadas a la producción ganadera Swift y El Trébol de Cuatro Hojas, que son las que tienen convenio firmado con el Gobierno Nacional rondaría en 1.050.000 pesos. La iniciativa que fue lanzada por la presidenta Cristina Kirchner en octubre apunta a eliminar a los intermediarios de la cadena de comercialización de productos alimenticios básicos y así abarartar costos para el público consumidor.

DE REGRESO. Aún no está fijada una fecha de retorno del camión distribuidor, lo que sí se animan a adelantar las autoridades del Ministerio de Desarrollo Humano es que, a raíz del éxito del programa, es casi seguro que regrese. “Es muy probable que el programa continúe aquí en Mendoza, lo que no tenemos es una fecha definida, pero la verdad es que las cosas resultaron mejor de lo que esperábamos y la gente se ha mostrado muy conforme”, afirmó Sandra Castro, asesora del Ministerio y coordinadora local del programa en Mendoza.

COMPLEMENTOS. Un detalle que llamó la atención del operativo y que comenzó a implementarse en Las Heras y se expandió en las otras visitas fue cómo se utilizó la espera de la gente para dar a conocer otros programas provinciales. Así, tanto en Las Heras como en Luján y Godoy Cruz, que fueron los más ordenados a la hora de hacer un balance general del operativo, se repartió folletería desde la Dirección de la Mujer, de programas de salud de la OSEP y también consejos sobre cómo mantener la carne vacuna en buen estado y su punto de cocción óptimo para evitar enfermedades. Peloteros, golosinas y gazebos fueron algunos de los elementos a los que las comunas echaron mano para que la gente no sufriera al esperar para comprar. “La verdad es que está todo muy bien organizado.

Nos dieron los números ayer, estamos sentadas a la sombra y en serio que es bueno que podamos comprar barato, ójala esto siga, porque los jubilados a veces la pasamos muy mal a la hora de comer y es una buena oportunidad”, enfatizó Ofelia (72), mientras esperaba en Godoy Cruz para adquirir 5 kilos de blanda. Otra situación que pudo observarse en los comercios de los alrededores de donde se situaba durante sus visitas el camión distribuidor, fue como híper y supermercados y negocios minoristas bajaban sus precios ante tan notable competencia. Para los mendocinos, la diferencia no era nada despreciable, ya que contra los 21 pesos por kilo de la carne del programa nacional, en las carnicerías barriales y de las grandes cadenas supermercadistas el precio rondaba los 36 pesos por kilo en los mismos cortes de carne.

Dudas políticas

Una duda que quedó despejada con la presencia del camión de Carne para Todos en Godoy Cruz se relacionaba con la posibilidad de que el programa no llegara a los departamentos manejados por la oposición. En primer lugar, porque debían ser ellos quienes pidieran el abastecimiento al Ministerio de Desarrollo Humano y, por otra parte, porque se sospechaba que iban a tener prioridad las comunas oficialistas. Godoy Cruz era todo un ícono de está situación, ya que su intendente, Alfredo Cornejo, es alfil político del vicepresidente, Julio Cobos, y esta iniciativa nació como repercusión del conflicto del campo en el que su voto fue decisivo.

Coment� la nota