En Mendoza 155 mil chicos cobrarán la asignación por hijo

De los 370 mil inscriptos hasta ahora, menos de la mitad cumplió los requisitos. El registro seguirá abierto en diciembre.
Alrededor de 155 mil chicos mendocinos serán los beneficiarios de la primera cuota que se entregará en diciembre de la asignación universal por hijo según la información que arroja la nueva base de datos elaborada por la Administración Nacional de la Seguridad Social y el Registro Civil de las personas y comunicada por el gerente regional de la Anses, Héctor Rasso.

La ayuda, anunciada por el Gobierno nacional hace unas semanas consiste en 180 pesos por mes para los menores de 18 años.

Asimismo, se destacó que la cantidad de padres o madres que recibirán directamente este beneficio es de 85 mil y pagarán hasta cinco subsidios por núcleo familiar.

Según el responsable del organismo nacional, aún continúan con la tarea de incorporar personas al sistema de seguridad social en los operativos que los ha llevado por toda la provincia. Seguirán cargando datos durante el mes de diciembre y por eso se han divido los pagos en dos turnos.

Estiman, además, que en el segundo turno de diciembre esta cifra pueda ser mayor por las incorporaciones de estas últimas semanas. Sin embargo, según explicó Rasso, en total, se inscribieron 370 mil personas, pero de todas ellas muchas no reunían las condiciones como para recibir este beneficio.

Podrán cobrar la asignación universal por hijo todos aquellos padres que no sean empleados públicos, no tengan trabajo en blanco, no sean pensionados o reciban algún subsidio especial del Estado. También tendrán derecho todos aquellos desempleados o empleados en negro que puedan demostrar que ganan menos de 1.500 pesos a partir del mes de enero. En tanto serán transferidos a este programa aquellos que estén cobrando planes sociales y tengan hijos.

Sin embargo, en esta lista quedarán excluidos los autónomos o monotributistas, profesionales o prestadores de diferentes servicios como también los empleados de las cooperativas de trabajo, los cuales tienen una relación laboral bajo el formato de monotributista y serán verificados a través de la inscripción en las obras sociales. También quedarán fuera quienes tengan sueldos mayores a $ 4.800 mensuales.

Aunque, sí están contemplados, y podrán cobrar la asignación universal los monotributistas sociales. Éstos pertenecen a los sectores más vulnerables de la sociedad, por lo general son desocupados y tienen menos carga impositiva, pero dicha condición es transitoria porque están por ser incluidos en el sistema rentado.

En esta etapa, la Anses está implementando el mecanismo bancario de cobro que entrará en vigencia a partir del 1° de diciembre. Según describió Rasso, se realizarán nuevos operativos para entregar las tarjetas de débito a todos aquellos que aún no estén bancarizados. Justamente, estos papás que están fuera del sistema social, por lo general, también lo están del bancario.

En las cuentas bancarias que se abrirán a nombre de los beneficiarios se depositarán cada mes 144 pesos, los restantes 36 del subsidio se acumularán y podrán ser retirados de una vez en marzo, pero para ello los padres deberán acreditar que sus hijos han ido a la escuela durante el año anterior.

Según informó la Anses, durante los primeros quince días de diciembre se pagará la primera cuota de la asignación universal y comenzarán a pagar el 1° a los documentos terminados en 0 y así sucesivamente hasta llegar al día 15 con los DNI terminados en 9.

Comentá la nota