En Mendoza cayó la demanda para fiestas empresariales de fin de año

Con respecto a 2008 los eventos se han reducido un 50% en promedio. Aumentaron los costos.
La llegada de fin de año que tradicionalmente marca un tiempo de celebraciones y cierre de balance en las empresas, no se ha traducido en el aumento de la demanda a la hora de organizar los festejos.

Según algunos prestadores de servicios gastronómicos locales, la caída de la demanda con respecto al año pasado varía entre un 20% a 50%. Lo que sí se ha encarecido son los presupuestos de los menúes por persona que en promedio han tenido subas de un 20%.

"Hemos tenido que trasladar la inflación real, de otra manera trabajaríamos a pérdida. En nuestro caso mientras que los casamientos y fiestas de egresados han aumentado, los eventos empresariales han decrecido notoriamente", señaló Fernando Arenas, de Bodega Centenario.

En el caso de la cheff Graciela Hisa, señaló que "varias bodegas suspendieron sus fiestas de fin de año con los empleados y sólo hicieron el de fin de cosecha con proveedores y clientes. Los directivos han ponderado el poder mantener el 100% del staff y reducir gastos en otros rubros para afrontar la crisis".

No son los único en puntear la disminución de la demanda por eventos empresariales.

En el caso de carpas Marquee, uno de sus dueños, Ever Ferri, señaló que el alquiler de cobertura con estructura metálica para eventos empresariales se ha reducido casi en un 50%.

A modo de ejemplo, el año pasado la firma llegó a tener para noviembre hasta 20 alquileres de carpa por mes, este año y según Ferri, los alquileres hasta el momento suman 10 mensuales. Para Ferri es toda una señal de los tiempos de crisis que corren aún, ya que el alquiler de carpas sigue siendo una opción más económica para las empresas ya que muchas de ellas utilizan sus propios predios para montar la estructura de las carpas.

En cuanto a los tamaños, hay algunas que incluyen desde 150 hasta 300 personas las más grandes. Con respecto a sus precios en general varían según el tamaño de la carpa, las más grandes tienen un precio más económico, pero en promedio varían entre $10 a $12 por persona.

En cuanto a los presupuestos de las empresas gastronómicas siguen siendo flexibles y se adecuan según los servicios anexos que van desde seguridad, recepcionistas, promotoras, menúes, valet parking hasta la higiene de los baños.

También cuenta mucho el tipo de bebida que acompañen los menúes y el servicio de barra.

"En nuestro caso utilizamos primeras marcas tanto en fernet, vodka y whiskies en general. Esto obviamente cambia el precio del servicio. También algunos clientes piden cervezas artesanales que encarecen el precio por persona", punteó Leticia Luchetti, de Club de Campo de Maipú.

Esta temporada y según los prestadores, los precios más económicos por persona pueden arrancar desde los $85 hasta superar los $200.

"En nuestro caso por la estructura de nuestra empresa los clientes no se ubican en clásicas mesas y sillas, sino en livings en nuestros jardines y juegos de jardín muy cómodos. Esto permite poder sentarse pero también si quieren poder caminar por nuestros amplios espacios", señaló Luchetti.

En cuanto a lo que puede deparar el 2010, los prestadores son cautos; avizoran un leve repunte en la demanda impulsada por un ánimo más festivo entre las empresas

Comentá la nota