El 78% de los mendocinos desaprueba la gestión

Una medición del encuestador de las dos últimas campañas peronistas muestra a Cristina Kirchner y los intendentes mejor.

A tres días de que Celso Jaque cumpla dos años en el Gobierno, sólo dos de cada diez mendocinos aprueba su gestión. El dato surge de un estudio realizado por Antonio De Tommaso (consultora Iopps), que fue el encuestador del peronismo en las dos últimas campañas electorales.

Un 21,6% de los consultados está conforme con el gobierno de Jaque. Discriminado ese porcentaje, 2,1 puntos corresponden a quienes califican con un "muy bueno" la gestión, mientras que 19,5 puntos aportan quienes le ponen un "bueno". La desaprobación, entonces, trepa a 78,4%. De ese número, 29,1 puntos corresponden a quienes le ponen un "regular", 26,7 puntos a quienes consideran que su gobierno es "malo" y 22,6 a los que creen que es "muy malo".

"Jaque vuelve a repetir el resultado de las últimas elecciones legislativas, ni baja ni sube", explica De Tommaso, y agrega: "El techo fue la elección para gobernador en 2007, con un 37%, y si se mira ese número, no es tanto lo que ha perdido. Ahora, si se lo compara con Néstor Kirchner, que entró en 2003 con el 22% de los votos y se fue con un 60% de imagen positiva, podemos decir que ha bajado muchísimo". Pero, ¿a qué se deben estos porcentajes tan bajos que saca Jaque cuando aún le quedan más de 730 días frente al Gobierno? Según el encuestador, el Gobernador "nunca pudo recuperarse de las promesas incumplidas".

Es que, de acuerdo a De Tommaso, "Jaque generó muchísimas expectativas con sus promesas y eso le jugó en contra". En ese sentido, sostiene que hay dos maneras de ganar los comicios: "matemáticamente", es decir ganar por unos pocos puntos al otro rival, o "generando expectativas". En el caso de Jaque, según analiza, "produjo muchas expectativas que no fueron satisfechas, y por lo tanto el desencanto social fue más fuerte".

De hecho, en el estudio incluye una pregunta vinculada al asunto. "¿A dos años de gobierno, Jaque ha hecho más o menos de lo que usted esperaba?", dice la consulta. Un 60,2% responde "menos de lo que esperaba"; el 27,9% "ni más ni menos" y 11,9 % "más de lo que esperaba".

Ahora bien, De Tommaso no sólo le atribuye a Jaque y sus compromisos que no cumplió su baja imagen, sino que cree que "la sociedad nunca lo acompañó". Considera que, "a diferencia de Julio Cobos, al que se le tuvo paciencia y se lo esperó, a Jaque lo juzgaron y le exigieron desde el segundo o tercer mes de gestión".

Más allá de los motivos,el Gobierno tuvo poca aprobación desde los comienzos de 2008. De acuerdo a tres encuestas que fueron publicadas por Los Andes cuando se cumplieron los primeros 100 días de gestión jaquista, la imagen del Gobierno había caído considerablemente y ni siquiera la mitad de los consultados lo aprobaba. La más optimista, realizada justamente por la consultora Iopps, aseguraba que el Gobierno tenía un 43,3% de imagen positiva mientras que para los otros dos relevamientos presentaba 25,12% (Diagnósticos y Análisis) y 21,5% (Enrique Bollati y Asociados).

Opciones para repuntar

Las salidas que tiene Jaque para mejorar su imagen, en este momento, según De Tommaso, son dos y ambas tienen que ver con buscar referenciarse en otros más exitosos. La primera opción que propone consiste en pegarse a la Presidenta y la segunda, a los intendentes. En el estudio que hizo Iopps, Cristina Fernández de Kirchner aparece con un 40,6% de aprobación (9,3% muy buena y 31,3% buena). El resto de los consultados la calificó con "regular" (27,8%)y la desaprobó 31,6% ( 17,2 puntos corresponden a "mala" y 14,4 a "muy mala").

"Cristina obtiene el doble de aprobación que Jaque. Es decir que la mitad de la gente que acuerda con la Presidenta, no está de acuerdo con el Gobernador", subraya De Tommaso. "La Presidenta tiene una buena aprobación en la provincia, principalmente de los sectores bajos debido a las políticas sociales de inclusión. En San Juan, la imagen de Cristina es un poco más alta, mientras que en La Rioja es parecida a la que tiene en Mendoza. En general, en el interior, su imagen tiene más aprobación que en Buenos Aires", agrega.

Pero la otra posibilidad que tiene Jaque para reflotar su imagen, de acuerdo al encuestador, está vinculada a lo que él considera como "el caudillismo de los intendentes". Es que, según su evaluación, casi todos los intendentes tienen una imagen superior a la del Gobernador, independientemente del color político al que pertenecen. "Esto, de todas maneras, le genera un inconveniente y es la interna que tiene dentro de su partido, por lo cual no lo será tan fácil ligarse a los jefes comunales", explica. Pese a la buena imagen, de todos los intendentes peronistas uno solo (Omar Félix) ganó la última elección en su departamento.

Entre los mejor evaluados están el cobista Mario Abed (Junín), con 73,4% de aprobación; el peronista Juan Carlos De Paolo (General Alvear), con 71,6%; el radical Eduardo Giner (Tunuyán), con 71,2%, y los peronistas Jorge Giménez (San Martín) y Rubén Miranda (Las Heras), con 65,5% y 64,6%. Los peores evaluados son el demócrata Omar Parisi (Luján), con 24,3% de aprobación, y el justicialista Sergio Salgado (Santa Rosa), con 29,3%. "Son dos intendentes que han tenido muchos problemas de interna partidaria", analizó el encuestador.

Comentá la nota