Mendez: “Todas las opiniones son respetables”

El legislador sostuvo que Sandoval no es el “capataz de una estancia”, sino el Intendente, democráticamente votado por su pueblo.

El diputado provincial dijo que todas las opiniones son respetables y que el intendente de Los Antiguos puede opinar sobre la educación, y que “su rol no es sólo el de limpiar escuelas”.

“Creo que lo que dijo el intendente Oscar Sandoval es lo que muchos opinan o dicen en voz baja, pero no lo expresan públicamente”, manifestó Méndez en relación al tema docente, cuando los calificó de “desagradecidos”.

En declaraciones a La Opinión Austral, el legislador sostuvo que Sandoval no es el capataz de una estancia, sino el Intendente democráticamente votado por su pueblo y en ese marco justamente puede opinar y ver con preocupación lo que sucede con la educación en su comunidad, pero además “creo que lo que los trabajadores de la docencia comenzaron a plantear como un justo reclamo, terminó en un abuso, porque después de esa lucha que les permitió revertir una situación de la economía que se daba en todos los sectores y en muchas partes del país, hoy continúan con un reclamo de aumento en un contexto económico y social muy delicado”.

Agregó que después del presentismo “que intentaba beneficiar a quienes más cumplían en la responsabilidad de educar, ahora terminó con más de 600 carpetas por problemas psicológicos”, algo que consideró como “un abuso”, o “algo muy malo está pasando con nuestros docentes que tienen estas carpetas prolongadas”.

Méndez agregó: “Así como ellos reclamaban tolerancia, diálogo, respeto en sus luchas, esto es algo que también se debe dar desde quienes reclaman; porque además no nos olvidemos que quienes tienen la responsabilidad de educar a nuestros hijos, que enseñan civismo, respeto por las instituciones y por los demás, fueron quienes cortaron por meses una calle, apedrearon e hicieron destrozos en la Casa de Gobierno y eso no tiene nada que ver con la libertad y el derecho de peticionar y de reclamar, porque más que nadie deberían aplicar lo que enseñan y que los derechos de uno terminan donde comienzan los de los demás, y eso no tiene nada que ver con lo que llaman una respuesta gremial, que muestra la intolerancia de quienes reclaman tolerancia”.

Comentá la nota