Méndez acusó a su mujer de inventar cargos para las causas que enfrenta en la Justicia

El polémico ingeniero Jorge Federico Benjamín Mendez, culpó ayer a su mujer de inventarle cargos para las causas que enfrenta. El detenido por la justicia provincial, declaró ayer ante el juez federal Julio Bavio y fue indagado por la causa que se le sigue de "falsedad ideológica", en virtud de los domicilios que declaraba y los cuales eran imposibles de encontrar o cuando se los encontraba no lo conocía nadie.
Fue indagado por el magistrado Bavio, el fiscal Ricardo Toranzos y el sumariante Manuel Lazarte, en el primer piso del juzgado.

Llegó poco después de las 9. 15 escoltado por dos guardiacárceles de la alcaldía, que en ningún momento evitaron que la prensa se acerque y el procesado pudiera efectuar declaraciones. Vestido con una remera gris y un pantalón de jean azul, su barba casi candado, la sonrisa permanente, no demostró en ningún momento agobio o por lo menos arrepentimiento de los cargos que enfrenta.

En los pasillos aguardaban su abogado defensor Víctor Echazú y el denunciante Aldo Primucci.

Primucci dijo que la denuncia fue elevada en oportunidad de no contar con un domicilio cierto para ser notificado por las distintas causas que su defendida Nora Elsa Punta lo imputaba.

En este aspecto recordó que existen dos domicilios históricos uno es en la Quebrada del Lampazar, lugar inaccesible, en medio de la cordillera, donde no existe ni una casa, donde concurrió una patrulla policial y dio cuenta de lo agreste del lugar.

El otro domicilio es el que denunció recientemente en Buenos Aires de Lavalle 1148, donde ni el portero ni los vecinos pudieron dar cuenta de su presencia en el lugar.

Por esta causa, la defensa pidió la eximición de prisión que le fue otorgada con el pago de una fianza de $1.500.

Para el abogado de la acusación toda esta causa perjudica al Estado o la falsedad de las declaraciones juradas

Por su parte el defensor de Méndez, dijo que el delito de lo que se lo imputa es leve, a su entender no reviste complicaciones.

Sin embargo y de acuerdo a lo que se pudo averiguar en caso de comprobarse que existen dos documentos de identidad, con domicilios declarados distintos, la causa si podría tomar un giro diferente, porque sería superposición de documento.

Jorge Federico Méndez, al declarar dijo que todo era un invento de su mujer para involucrarlo en causas nuevas, pero que el nunca mintió los domicilios, y que donde dijo que estaba en Capital Federal se lo podía encontrar sino que le pregunten a sus vecinos.

Mencionó que en el domicilio de Lavalle de Capital Federal le llegaban diversos envíos hasta recibió un pedido del periodista Martín Grande para que le ratifique o le rectifique una publicidad para su radio.

Luego del acto jurídico, los guardias retiraron a Méndez por el largo pasillo del primer piso del Juzgado Federal Nº 1, donde los periodistas presentes se abalanzaron para hacerle preguntas, hasta la espera del ascensor se hacía interminable, seguramente, ya que no paraba de sonreír, mientras caminaba esposado y llevado por sus guardias.

Finalmente llegó a planta baja por la escalera donde se perdió en una de las salas del edificio

Comentá la nota