Memoria para fortalecer la democracia.

Memoria para fortalecer la democracia.
La marcha y acto fue organizado por la APDH y familiares de desaparecidos. Marcelo Delgiorgio llamó a "desterrar para siempre siquiera la simple sospecha de un quiebre institucional"
En la marcha y acto por el Día de la Memoria, organizado por la filial local de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y familiares de desaparecidos, quedó de manifiesto que aún queda "un largo recorrido para valorar la democracia" . A 33 años del inicio de la última dictadura militar, Marcelo Delgiorgio, integrante de la APDH, planteó "la velada vocación de algunos por las formas antidemocráticas de vida política".

Una columna con una importante cantidad de vecinos unió en una caminata la Plaza San Martín y la Plaza de la Memoria, donde se desarrolló el acto. En el encuentro se dio lectura a una gran cantidad de adhesiones de organizaciones sociales, familiares y amigos de desaparecidos, grupos de rock, entidades y partidos políticos.

En la placa con los nombres de los desaparecidos tresarroyenses fue incorporado Armando Fioriti, otra víctima de nuestra ciudad; Graciana Foulkes indicó que "lo secuestraron en 1978, tiene una hija que vive, Margarita, que fue criada por la familia de la madre en Bahía Blanca. También es desaparecida la mamá de Margarita, María Elena Peter, ambos en Morón".

Graciana Foulkes agradeció al senador provincial Roberto Fernández por la donación de una bandera y por el apoyo económico. "Ningún organismo de derechos humanos es subvencionado por el Estado", explicó y destacó de igual manera la colaboración del diputado provincial Pablo Garate; de la directora de Cultura, Sonia Finocchio; del área de Paseos Públicos, "que está poniendo la plaza linda, cuidada"; y del Banco Credicoop, que "siempre está al lado nuestro en este acto".

Miriam Arigo dio lectura a la adhesión de Encuentro Aborigen Tres Arroyos, cuyos integrantes posteriormente plantaron un árbol. Dijo que esta iniciativa "en memoria de los primeros desaparecidos por el terrorismo de Estado en la Argentina, los hermanos aborígenes, une en un mismo hilo conductor a todos los luchadores populares y nos convoca a renovar lo mejor de su entrega contra cualquier pronóstico de utopía". Por su parte, el espacio cultural El Vagón de los Nadie también compartió una reflexión y se expresó a través de una murga.

Signos

Marcelo Delgiorgio subrayó al pronunciar un mensaje que "a casi 26 años de recuperar nuevamente la democracia, volvemos a observar ciertos signos que deben alarmarnos".

En este sentido, puntualizó que "durante el proceso del conflicto desatado el año pasado, en los cortes que se hicieron en Tres Arroyos, pudimos ver y escuchar saludos y loas a patrullas militares que pasaban por la ruta. En una reunión convocada por la Federación Agraria se escucharon opiniones solicitando la caída del gobierno democrático".

De igual manera, planteó: "Cómo no alarmarnos cuando en las jornadas convocadas en Bahía Blanca por la Sociedad Rural se reivindicó la tortura. Jornadas a las cuales fue invitado Vicente Massot, director de La Nueva Provincia, ex ministro de Defensa de Carlos Menem, y quien en plena dictadura visitaba en la ESMA a su director, almirante Jacinto Chamorro". Delgiorgio mencionó la indignación y preocupación "con los dichos del director de la Sociedad Rural de Bahía Blanca, Juan Roberto González Biocca, quien afirmó públicamente '¡Estamos en democracia gracias a las Fuerzas Armadas que eliminaron a la subversión!'. Y que fuera ovacionado por la concurrencia presente allí".

Por tal motivo, señaló que "aún nos queda un largo recorrido para valorar la democracia tan duramente conseguida, tarea en la cual debemos poner al descubierto la velada vocación de algunos por las formas antidemocráticas de vida política ¡Esta es la hora de renovar un compromiso por la defensa del estado de derecho!".

Para el miembro de la APDH, adquiere relevancia "no permitir que ese espíritu que dio fundamento a tamaña atrocidad en la historia nacional arraigue nuevamente en las mentes y los corazones de cualquier ciudadano argentino".

Recordó la creación en agosto de 1975 de la Asociación Permanente de Entidades Gremiales Empresarias. Sostuvo que su "función política fue promover el golpe de Estado" y mencionó que la conformaban la Sociedad Rural, CARBAP, las Cámaras de la Construcción, de Comercio, de Grandes Tiendas, las cámaras de importadores y exportadores, la de supermercados y las cámaras de bancos".

En la continuidad del análisis, consideró que "quienes se ciegan en defender sólo sus propios intereses económicos, quienes estimulan el silencio de los militares argentinos, quienes facilitan la huída de un represor confeso, quienes 'santifican' la matanza realizada, quienes encajonan procesos judiciales, alientan la creación de arenas movedizas sobre las cuales la calidad de nuestra democracia se desmorona estrepitosamente".

Frente a esta situación, instó a "desarrollar una actitud crítica, una participación dinámica, un compromiso inexorable con una memoria activa, que valorando el pasado sepa construir los valores que queremos tener en nuestro futuro".

Finalmente, observó -entre otras apreciaciones- que se debe "asumir el compromiso de denunciar intenciones golpistas, desterrando para siempre siquiera la simple sospecha de un quiebre institucional".

Flores y música

Familiares de desaparecidos colocaron flores junto a la placa que los recuerda, como culminación de la primera parte del acto. Llegó entonces el momento de apreciar la presentación de músicos locales, cuando ya el atardecer había dejado paso a la noche, y las canciones concentraron la atención de quienes en la Plaza de la Memoria tuvieron muy presentes a las víctimas de un período que lleva a reiterar todas las veces que sea necesario: ¡Nunca más!

Comentá la nota