Melo defendió a Zanola pero admitió que La Bancaria "está prácticamente quebrada"

El titular del gremio de bancarios afirmó que la situación de la obra social es "gravísima" ya que su pasivo asciende a 400 millones de pesos. Sin embargo, defendió a Zanola afirmando que los medicamentos truchos se compraron "de buena fe". Acusaciones al gobierno nacional por no cobrar a bancos deudores de la obra social.
Tras la detención del secretario general de la Asociación Bancaria, Juan José Zanola y de su esposa Paula Aballay (secretaria administrativa del Policlínico Bancario); Catamarcactual consultó al secretario general del gremio en nuestra provincia, Hugo Melo cual era su posición respecto del escándalo de los "medicamentos truchos".

Para Melo la detención de Zanola "no fue una sorpresa", pues la causa se encuentra "en manos del juez Oyarbide". El dirigente gremial señaló que "se deben haber agregado elementos en la causa" para justificar el cambio de carátula por "asociación ilícita y venta de medicamentos adulterados". El agravante radica en que se acusa a Zanola de ser el jefe de una asociación ilícita con la droguería San Javier para la comercialización de medicamentos vencidos y adulterados.

"Zanola, desde el punto de vista gremial, tiene mi respaldo. El siempre estuvo al frente de nuestra organización, defendiendo nuestros derechos (…) siempre ha sido un defensor de la obra social bancaria", afirmó Melo, en una mini-conferencia de prensa que se armó de forma espontánea en su despacho. "Si, fue un defensor de la obra social a ultranza, me cuesta creer que esté involucrado en hechos delictivos" insistió.

Sin embargo, respecto a otros detenidos en la gravísima causa, Melo puntualizó que "no pondría las manos en el fuego". Se refería puntualmente a Paula Abayay y Susana Fionna (subdirectora administrativa de la obra social): "a estas personas no las conozco, desconozco su actividad. Sí me sorprende de Zanola que esté involucrado en hechos de esta naturaleza".

Coincidiendo con los argumentos de Zanola, Melo insistió en que la compra de medicamentos a la droguería San Javier fue siempre realizada "de buena fe" y que esta situación "también se habría dado en cincuenta obras sociales existentes en el país".

Catamarcactual le consultó al gremialista si podría precisar en dónde estuvo, según su opinión, la falla que motivó que "de buena fe" se compraran medicamentos no aptos para el consumo. Melo (en consonancia con la versión oficial de Zanola) sostuvo que tras la denuncia de una paciente en 2007, la dirección de la obra social denuncia ante el juez Oyarbide "esta situación irregular", por lo que se ordenó a la droguería de Néstor Lorenzo (también detenido) "no comercializar en el interior del país, pero siguió comerciando en Capital Federal; y hasta el día de la fecha ésa denuncia que hizo nuestra obra social en el juzgado de Oyarbide no tuvo resolución final". Según Melo, la obra social y el gremio "han actuado correctamente". El nuevo impulso en la causa se da, por "causas electorales", mientras se realizaba la campaña por la presidencia del gremio a nivel nacional.

La Bancaria, al borde de la quiebra

El titular de la Bancaria en nuestra provincia remarcó que la obra social Solidaria del gremio "está jaqueada desde el momento en que se ha involucrado a Zanola y sus directivos en esta causa". Melo refirió el hecho de que el juez Oyarbide abrió una línea telefónica para que personas damnificadas con los medicamentos adulterados puedan efectuar su denuncia. Desde aquel momento, al gremio le llovieron "miles de juicios" de personas que sufrieron daños y/o pérdida de seres queridos a causa de supuestos perjuicios de los medicamentos truchos. Melo reveló que la obra social ya cuenta con un pasivo de 400 millones de pesos y agregó que "ya venimos con gravísimos problemas porque nuestra obra social está en una situación de quiebra prácticamente". Acto seguido, el ex candidato a diputado provincial aclaró que la obra social bancaria "tiene acreencias por 1200 millones de pesos y los deudores son los banqueros que se niegan a pagar el aporte del 1% a nuestra obra social y la Nación tampoco hace para nada que les pague (…) si a nosotros no nos pagan los banqueros, lógicamente no podemos cumplir con nuestras obligaciones".

Continuidad de la causa

Según informaron medios nacionales, Zanola, su esposa y Lorenzo fueron trasladados este mediodía a la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, en el barrio porteño de Villa Lugano, donde permanecerán hasta el miércoles. Ése día serán llevados a los tribunales de Comodoro Py. Además, fueron detenidos los empresarios farmacéuticos Segio Blanco, Carlos Torres y María Victoria Berisso, y la directiva de la obra social bancaria Susana Fionna.

Zanola intentó en su momento apartar a Oyarbide de la causa, acusándolo de "prejuzgamiento" por declaraciones públicas acerca del expediente. Sin embargo, en octubre pasado la Cámara en lo Criminal y Correccional Federal ratificó al juez, no haciendo lugar a la recusación de Zanola.

Meló fue precavido a la hora de emitir juicios respecto a la actuación de Oyarbide. "Esperemos a la brevedad poder leer y saber qué son los nuevos elementos que tiene el juez y que ha tomado como méritos para hacer un giro en la causa".

El escándalo también salpica al gobierno nacional, del que se sospecha que financió un cuarto de su campaña con fondos provenientes del sector farmacéutico.

Comentá la nota