Mella dijo que Argenova es una empresa conflictiva que siempre busca sacar ventajas

Puerto Deseado, (C).- Luego de aseverar que los hermanos Víctor y José Aguilar, (delegados del STIA) le comentaron que tres de los cuatro operarios que habían sido despedidos por Argenova, decidieron aceptar la indemnización por miedo a persecuciones y amenazas, el edil Raúl Mella indicó que no le extraña que eso suceda porque "Argenova es una empresa conflictiva que siempre busca sacar ventajas".
En diálogo con el sitio especializado marypescanoticiaspatagonicas.com, el actual presidente del Concejo Deliberante de Puerto Deseado, sostuvo que los despidos efectuados por la firma son "el máximo de la caradurez de esta empresa que ya nos tiene acostumbrados a sus mentiras, y no hablo sólo de sus proyectos que no llegan a nada sino que también de un episodio vergonzoso que nos tocó presenciar cuando engañó hasta el entonces presidente Néstor Kirchnner", señaló al sostener que el episodio al que hacía referencia ocurrió "durante la inauguración de una cámara en la planta, ocasión en que un gerente le pidió "prestado" a otra empresa 30 empleados para que el ex Presidente creyera que se trataba de inversiones que creaban puestos de trabajo, pero en realidad fue otra de las mentiras intolerables de Argenova", fustigó .

Al recordar los dos días de protesta que llevaron adelante los empleados de Argenova rechazando los telegramas de despido de 4 trabajadores, Mella opinó que "esta empresa con la falta de tacto que siempre la caracterizó se le ocurrió echar gente justo en año nuevo, pero da la casualidad que esta empresa firmó un acta el 5 de agosto pasado donde se comprometía a no despedir gente a cambio de una reducción del 60 % en los permisos de pesca pero parece que pronto se olvidó del acuerdo", comentó.

El concejal se mostró comprensivo con los trabajadores que decidieron aceptar la indemnización, pese a que la empresa ya había dejado sin efecto los telegramas. "Los Aguilar me dijeron que tres empleados después que se levantó el piquete aceptaron la indemnización y ahora están buscando trabajo porque sabían que iban a perseguirlos y buscarles cualquier excusa para hacerlos renunciar, y la verdad que los entiendo porque muchas veces fueron a mi bloque varios empleados a contarme que eran perseguidos y hasta le inventaban cualquier pavada, incluso muchos de ellos me dijeron que estaban en juicio", indicó.

"Algo se hizo mal"

Finalmente Mella adelantó que se encuentra trabajando en la creación de una ley que revea los mecanismos que se utilizaron para entregar permisos de pesca porque "resulta que hoy estamos frente a una empresa que tiene 11 permisos de pesca y no llega a 30 empleados en planta y encima se dedica a echar gente, entonces llegamos a la conclusión de que algo se hizo mal", razonó por último.

Comentá la nota