Melella dijo que la postura del BTF es "rara y triste" para con los okupas de la Margen Sur

El rechazo del 80 % de las líneas de créditos acordadas entre los vecinos de los asentamientos de la Margen Sur con el BTF mediante la gestión municipal integrada en el plan de regularización de las tierras ocupadas, fue cuestionada por el Secretario de la Producción del municipio Gustavo Melella, quien manifestó que desde el Banco "se han puesto muy conservadores, es una situación rara y triste porque este tema hay que solucionarlo de una vez por todas y el municipio no tiene los fondos para afrontarlo". No obstante aclaró que las políticas de gestión dependen del gobierno provincial.
El Secretario de la Producción del municipio Gustavo Melella, quien manifestó que desde el Banco "se han puesto muy conservadores, es una situación rara y triste porque este tema hay que solucionarlo de una vez por todas y el municipio no tiene los fondos para afrontarlo".

Asimismo explicó que la solicitud de créditos no era solo para los asentamientos, sino "para cualquier vecino". "Si se dieran estas líneas de tasa blanda para comprar terrenos construir viviendas eso generaría muchísima mano de obra sobre todo hoy que hay tanta desocupación, sería un compromiso social del Banco con todos los vecinos de Río Grande", explicó, sin embargo analizó que "el banco cumple directivas y las directivas de un banco provincial responden a las políticas del Gobierno la Provincia".

El Secretario de la Producción del Municipio Gustavo Melella, lamentó la postura reciente del Banco de Tierra del Fuego en cuanto a la negativa de flexibilizar las líneas de crédito hipotecario para que los vecinos de los asentamientos de la Margen Sur puedan acceder a la compra de los terrenos ocupados de manera ilegal.

La solución que se buscó de manera conjunta entre las autoridades se fundamentaba en que "la gente de los asentamientos quiere pagar, tiene que pagar los terrenos y por otro lado los propietarios querían vender, entonces se busco una herramienta financiera a través del Banco, que tiene dinero y pude disponer de créditos para la compra de los terrenos", indicó Melella.

Luego recordó que, "El banco iba a realizar una evaluación de tipo social para habilitar las líneas de créditos y que se pueda pagar y en su momento estuvimos de acuerdo pero después comenzó a retirarse esa posición de entrada de tipo social y se acerco a una posición muy conservadora diciendo que la gente de los asentamientos no merece los créditos", reprochó el funcionario municipal y replicó que "esto no era solo para los asentamientos, sino que para toda la gente. Hay gente que está en Chacra 2 que necesita un crédito para ampliar su casa o cualquier vecino", enfatizó.

Además remarcó que desde el Municipio, "Siempre dijimos que hay líneas de crédito muy buenas para comprar vehículos que no generan mano de obra, en cambio si se dieran estas líneas de tasa blanda para comprar terrenos construir viviendas eso generaría muchísima mano de obra sobre todo hoy que hay tanta desocupación, sería un compromiso social del Banco con todos los vecinos de Río Grande", sugirió.

No obstante Melella reconoció que desde el Banco "se han puesto muy conservadores, es una situación rara y triste porque este tema hay que solucionarlo de una vez por todas y el Municipio no tiene los fondos para afrontarlo", y agregó que "el banco cumple directivas y las directivas de un banco provincial responden a las políticas del Gobierno la Provincia. Pero insistimos que el Banco tiene que estar al servicio de la gente con los créditos hipotecarios y así movilizar la mano de obra local" remarcó.

El funcionario concluyó haciendo hincapié en que "el Gobierno de la provincia está tomando esto como una cuestión política para ver si los barrios están o no con ella, pero las cosas van por otro lado".

Comentá la nota