Mejoró la ocupación hotelera en Bariloche

El fin de semana largo y las nevadas fueron claves para levantar, al menos un poco, la floja temporada invernal
La oportuna nevada y el fin de semana largo fueron dos motivos importantes para incrementar la pobre ocupación hotelera que caracterizó esta temporada invernal. Durante el viernes y ayer ingresaron más de un centenar de micros de largas distancia, 36 vuelos y numerosos vehículos particulares.

Los empresarios aseguran que la presente es la peor temporada de la última década. No obstante, intentando mejorar su posición, numerosos establecimientos realizaron promociones, ofrecieron en forma reservada tarifas más baratas y sobre todo aggiornaron sus servicios. También se esmeraron en la gastronomía, un rubro de ágil respuesta que permite reconfortar al huésped y lograr una estadía más placentera.

El periodista Osvaldo Sánchez Salgado, quien visita la región de Los Lagos Andinos hace varios años, representando a la bodega La Rural y organizando acciones vinculadas con el vino y la gastronomía, ponderó el esfuerzo de numerosos hoteleros y restaurantes por ofrecer algo mejor y diferente. "Hasta el presente la temporada fue muy mala pero con nieve hay esperanzas de que mejore y se estire hasta fin de setiembre", señaló.

Sánchez Salgado y Carolina Cohn recorrieron durante 20 días San Martín de los Andes, Villa La Angostura y Bariloche y coincidieron en que "la buena mesa es un recurso clave en el turismo y permite revertir el humor de un visitante apesadumbrado por el mal clima y otros contratiempos". "Nuestras acciones apuntan a promocionar los vinos mendocinos pero también a mejorar el estado de animo de las personas que asisten a las degustaciones", explicó Osvaldo.

Cohn evaluó que la reciente nevada fue una bendición para el fin de semana largo. "El jueves por la noche compartimos una degustación y una cena con gastronomía francesa en el hotel Llao Llao, que ya presentaba una mejor ocupación por el fin de semana largo", afirmó. Dijo que la participación en los juegos y cata fue importante y que todas las sillas en la cena, que incluyó cocina en vivo a cargo del chef ejecutivo Rodrigo Ayala, estuvieron ocupadas.

También el exclusivo hotel Pire Hue, en el cerro Catedral, organizó una cena especial con vinos Rutini. En este caso se prepararon tres corderos al asador, en el living del establecimiento. La nevada permitió que por primera vez el hotel este lleno y varios de los huéspedes se entusiasmaron con la cena, a la cual también concurrieron otros esquiadores alojados en la montaña.

Desde el hotel Catedral confirmaron que este fin de semana la ocupación trepó al 60 por ciento, en contraste con julio, que apenas orilló el 20 por ciento. Ayer hubo recambio, con un importante incremento del público esquiador. El hotel más grande del cerro permanecerá abierto hasta el 26 de setiembre.

La nieve y el feriado también mejoraron la posición de numerosos complejos de bungalows, cabañas y hosterías. "Los Cipresales", un clásico en el kilómetro 4 de la ruta al Llao Llao, confirmó tener estos días todo ocupado.

Desde la secretaría municipal de Turismo se mostraron conformes con el ingreso de visitantes y criticaron los cortes de ruta en Alto Valle, que obstaculizan el tránsito.

Comentá la nota