Las mejoras en el acceso Perón, cada vez más cerca

Una obra muy esperada

La Municipalidad adjudicará la obra de repavimentación y ensanche del acceso Perón a la firma local Luciano SA, única oferente de la licitación.

Se trata de una mejora que la ciudad necesita desde hace largos años. Además del nuevo pavimento para las primeras 20 cuadras del acceso, también está prevista una serie de obras complementarias.

La mejora de avenida Perón, principal acceso a la ciudad desde la Autopista Aramburu, es una vieja cuenta pendiente para esta ciudad. Sin cordón cuneta, sin un cantero central y con baches en el pavimento, el acceso no presenta buenas condiciones de transitabilidad. Y en el plano estético también deja mucho que desear; un dato que no es menor para una ciudad con pretensiones turísticas.

Sin embargo, distintas gestiones al frente de la Municipalidad no habían podido traer soluciones. Hasta ahora. Hasta este inminente 2010 cuyo ritmo estará marcado por la llegada y el desarrollo de obras públicas. Una de ellas es la que tiene que ver con la repavimentación y el ensanche del acceso Perón.

La Municipalidad había obtenido financiamiento para esta obra a través del "Programa de Asistencia Financiera para la Pavimentación de Áreas Periurbanas de Grandes Ciudades", dependiente del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación.

Luego de presentar el proyecto a la cartera que depende del ministro Julio De Vido, la Municipalidad había acordado un convenio marco con la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, que puso a disposición de San Nicolás -para ser empleado en la mejora del acceso- un financiamiento no reintegrable por casi 9,5 millones de pesos.

20 cuadras

En aquel acuerdo, las partes quedaban comprometidas a "ejecutar la obra de pavimento asfáltico para 20 cuadras de acceso bulevar a San Nicolás", considerando que los trabajos solicitados implicarían una "mejora en la calidad de vida de la población" y permitirían "asegurar la transitabilidad de los servicios de transporte público de pasajeros que permitan la accesibilidad a los lugares de trabajo, los centros de salud y educación, como así también las áreas comerciales y de esparcimiento público".

En concreto, el principal trabajo previsto es la repavimentación del bulevar con una losa de hormigón de 20 centímetros de espesor y con cordón cuneta, en una extensión de 2.000 metros, desde la autopista hasta barrio Garetto.

De acuerdo a lo establecido en aquel convenio, la Municipalidad de San Nicolás abrió el correspondiente llamado a licitación. Como la única oferente fue la empresa Luciano SA, la adjudicación debió ser autorizada por el Concejo Deliberante, que el pasado jueves 3 de diciembre trató y aprobó el proyecto sobre tablas, en el marco de una sesión extraordinaria.

Desde la firma del contrato, la obra tendrá un plazo de ejecución estimado en 10 meses. Aunque la Municipalidad de San Nicolás tiene la responsabilidad de efectuar la inspección y certificaciones de la obra, la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda realizará auditorías técnicas y financieras para verificar la correcta ejecución del proyecto.

Obras complementarias

El proyecto contempla también una serie de trabajos complementarios, como la repavimentación de 16 cuadras de las calles Hernández y Perón, desde barrio Garetto hasta avenida Álvarez. También están previstos el arreglo de la rotonda en barrio Garetto, la instalación de iluminación en las aceras y la rambla central del acceso, la construcción de bicisendas, la colocación de semáforos en las principales intersecciones, la señalización horizontal y vertical, y la forestación.

Además, en el presupuesto recientemente aprobado para el ejercicio 2010, se prevén partidas de 673 mil pesos para el proyecto de rotonda en barrio Garetto, y de 125 mil pesos para el recambio de luminarias en el acceso Perón.

Hasta el año 1980, la avenida Perón -por entonces se la conocía como "Camino a La Emilia"- era una calzada de 6 metros de ancho. Como consecuencia de la habilitación de la Autopista que une Rosario y Buenos Aires, se añadieron en aquel momento bandas laterales de 4 metros de ancho cada una. La avenida, que unía la autopista con calle Nación, se convertía en el principal acceso de la ciudad.

Naturalmente, con el tiempo ese primer ensanche no fue suficiente. Por eso se buscan ahora las soluciones para mejorar el acceso.

Comentá la nota