Mejorarían la capacidad potabilizadora con $55 millones

En previsión, el EPAS pide evitar el exceso en el consumo cuando hay presión normal del líquido.
Como una solución a mediano plazo para optimizar el servicio del recurso hídrico en la provincia, el interventor del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Javier Montoro, destacó que se deberían invertir $55 millones para ampliar la capacidad potabilizadora de Obras Sanitarias Mendoza.

En principio, serían tres obras las que deberían ponerse en marcha para evitar que la situación de Mendoza sea aún más crítica. La más importante es la ampliación de la planta potabilizadora de Benegas, que demandará $47 millones (está en proceso de licitación y será financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo), más la rehabilitación de filtros rápidos para el establecimiento potabilizador Luján I, para lo cual son necesarios otros $3,3 millones y la creación de un acueducto en Guaymallén que libere las redes y mejore la presión.

Según explicó Montoro, la plata la debería aportar el Estado y resaltó que esto no impactará sobre la tarifa que pagan los usuarios. Por su parte, el personal de OSM deberá encargarse de las tareas de mantenimiento preventivo en las plantas para evitar el desabastecimiento.

En tanto, los últimos informes de OSM indicaron que el estado de la producción y las reservas que se registraron a primera hora del miércoles fue el siguiente: en la Planta Benegas las reservas eran del 1,67% y 2,61% de su capacidad total y en la Planta Alto Godoy, las reservas llegaban al 1,73% y 2,49% de su capacidad total.

En tanto, la producción actual del líquido en la planta Potrerillos es de 803 litros/segundos, cuando la máxima debería de ser 1.300 litros/segundos.

Por este motivo, el EPAS reiteró su pedido a la población para que restrinja el consumo sólo al uso esencial, es decir, para preparación de alimentos, bebidas, limpieza personal y uso de los sanitarios y evitar el lavado de veredas y autos con mangueras.

Comentá la nota