Mejoran los chicos intoxicados en un viaje de fin de curso

Unos 40 niños de 11 años debieron ser asistidos. Habrían comido hamburguesas y carne mal cocida.
A última hora de ayer sólo permanecía internado un niño en el Hospital de Niños a raíz de la intoxicación sufrida por un grupo de escolares que realizaban su viaje de fin de curso en una colonia de vacaciones en Tanti.

En el hospital de la ciudad de Córdoba fueron atendidos 22 niños entre la noche del martes y la tarde de ayer, de los cuales en principio quedaron internados dos, y luego sólo uno, según precisó a este diario la jefa de toxicología, Nilda Gait.

Otra cantidad no precisada de chicos concurrieron, a su vez, al Hospital Domingo Funes de Villa Caeiro.

Náuseas, vómitos, fuertes dolores abdominales, cefaleas y en algunos casos diarrea y fiebre, fueron los síntomas que sufrieron los chicos, indicó Gait, quien detalló que la mayoría de los casos fueron leves, a pesar de lo cual volverán a ser controlados hoy en el Hospital de Niños.

Según manifestaron los padres a los médicos, los chicos que se sintieron mal habrían consumido hamburguesas y carne asada poco cocida.

Los niños formaban parte de un contingente de cuatro escuelas integrado por unos 500 escolares que realizaban el viaje de fin de curso de la primaria en Tanti, a 52 kilómetros de la Capital.

Integrantes del departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Provincia que concurrieron a la colonia para interiorizarse de lo sucedido e investigar las posibles causas de la intoxicación, señalaron que hasta ayer no se conocía con certeza cuántos chicos resultaron afectados por la intoxicación, aunque estimaban que los casos rondarían los 40.

A su vez, trascendió que personal del Ceprocor, laboratorio que depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Provincia, tomó muestras de alimentos y también del agua que consumieron los niños.

Alejandro Sanz, titular de Se-tur, la empresa que organizó el viaje dijo a Mitre 810 que no estaba claro todavía qué es lo que había ocurrido. Negó , además, que se les haya dado “carne cruda” a los niños y dijo que el lugar es “de primer nivel” y tiene “una cocina modelo”.

“Esto fue un brote de enterocolitis, que de 500 chicos que pasan su viaje en las sierras, sólo afectó a 40”, dijo Sanz.

La excursión se inició el lunes y su costo rondó los 800 pesos, según informaron padres.

Comentá la nota