Mejora la situación para los textiles provinciales

El titular del gremio, quien reconoció haber pasado un año "con dificultades", sostuvo que el final de 2009 llega con "buenas noticias" y que tiene "grandes expectativas para el año que comienza"

"Terminamos bien el año porque afortunadamente se van superando los conflictos que parecía que nos iban a amargar las fiestas, y lo mejor de todo es que iniciamos con grandes expectativas el año que viene", resumió el secretario general del Sindicato Textil de San Juan, Roberto Vega.

El gremialista reconoció que "ha sido un año difícil" y se congratuló de que "al final del año llegan algunas buenas noticias que nos ponen contentos en la familia textil".

Se refirió a que "por un lado, el conflicto que teníamos en la empresa Vesuvio (que fabrica prendas de la marca Lacoste, se superó por el momento, porque los compañeros que habían sido despedidos fueron reincorporados y se está hablando en otro clima, con mayor tranquilidad".

"Por otra parte hay una gran noticia que es que a partir del 4 de enero arranca de nuevo el trabajo de la empresa FODERAMI, con quienes estábamos en una difícil situación", indicó.

Se trata de una empresa elaboradora de telas que había suspendido sus actividades y dejado a 50 personas sin labores, "por lo que el sindicato colaboró con los compañeros consiguiéndoles bolsones de mercadería y últimamente les hemos entregado una canasta navideña para que pasen mejor las fiestas".

Vega puntualizó que "del total del personal, el 50 por ciento trabaja quincenalmente y son los que más nos preocupaban, pero tenemos el anuncio de parte de la empresa de que retoma las actividades en la segunda semana de enero, lo que es muy importante para esas familias que dependen de ese trabajo".

Finalmente y a nivel institucional, Vega anticipó que "en este año que comienza vamos a buscar una casa más grande para el sindicato", que actualmente está ubicado en la calle General Acha y Belgrano y dijo que "vamos a buscar otro lugar donde se puedan desplegar mejor las actividades sindicales y los apoyos sociales que damos a nuestros afiliados".

Por eso concluyó en que "tenemos un buen fin de año, a pesar de las dificultades que se vivieron durante 2009", y dejó sus deseos de que "el año próximo sea un año pleno de realizaciones y de desarrollo para la familia textil".

Comentá la nota