Mejora la situación en los barrios inundados de Castelli

Luego de la torrencial lluvia de casi 130 milímetros que anegó a más de 200 personas de distintos barrios humildes de esta localidad, la situación comenzó a mejorar y muchos ya piensan en regresar a sus viviendas en los próximos días para empezar a reconstruir los daños que provocó el agua.
No obstante, muchos barrios permanecían aislados debido a que el agua quedó estancada, especialmente en zonas muy bajas, donde se produjo el anegamiento de muchas familias que prefirieron permanecer en sus viviendas a pesar de la situación de emergencia. Otras dejaron sus casas pero armaron ranchos de plástico en cercanías al lugar para no abandonar todo, y la gran mayoría fue trasladada a centros de evacuaciones o domicilios de familiares para esperar que el panorama mejore.

En este sentido, la secretaria de Desarrollo Social Municipal, Sandra Plaza, sostuvo que desde el Municipio "se están haciendo esfuerzos muy importantes para llevarles asistencia a estas familias que tuvieron cuantiosas pérdidas, sobre todo en estos momentos de angustia y desesperación donde no tenían lugar para refugiarse ni alimentos". Admitió además que se está haciendo el relevamiento preciso de la situación para solicitar asistencia inmediata al Estado Provincial para estas familias que perdieron muchas de sus pertenencias y que también deberán reconstruir sus precarias viviendas.

Con respecto a la ubicación de muchos de estos asentamientos humildes que fueron desbordados por el agua, la funcionaria y esposa del intendente Leonardo Yulán, reconoció que se tratan de zonas muy bajas donde antes había represas, y precisó que la mayoría de estas familias construyó sus casas sin ninguna autorización del municipio. No obstante dejó en claro que más allá de esta condición en la que ocupan estos espacios, la obligación de su Secretaría es brindarles asistencia ante esta situación desesperante que atraviesan.

Es importante destacar el gran trabajo realizado por la Policía local, el Cuerpo de Bomberos y las distintas áreas del Municipio que desde un principio, a pesar de las dificultades, pusieron sus recursos para asistir a las familias damnificadas.

Sin embargo, a pesar de estar controlada la situación en la mayoría de los barrios afectados, preocupa de sobremanera a la población la posibilidad de que este escenario se repita cada vez que se produzcan grandes lluvias ya que se trata de zonas muy bajas que en la mayoría de los caso no cuentan con los sistemas de desagües adecuados para evitar estas inundaciones.

Comentá la nota