IPV: Mejora el recupero de cuotas por un sistema más flexible.

El administrador del Instituto Provincial de la Vivienda, Martín Muracciole, afirmó que en el caso de las casas nuevas "estamos cerca del 90 % de recupero, porque propusimos un sistema más flexible en la que el adjudicatario paga lo que puede".
El funcionario mencionó como ejemplo el caso de las cuotas fraccionadas para adjudicatarios de bajos recursos.

"Aquellas familias cuyos ingresos le impiden abonar la cuota total pagan una cuota fraccionada que oscila entre 50 a70 pesos hasta tanto obtengan una actividad laboral que les permita pagar la cuota completa, esto lo hacemos para que ellos demuestren su voluntad de pagar y nosotros la obtener el recupero que es imprescindible en un sistema solidario para que sigamos haciendo más viviendas".

Señaló que entre las 30 unidades entregadas en Mariano Boedo y San Hilario existen 12 adjudicatarios que abonarán una cuota fraccionada.

Indicó que el costo de la cuota se determina "considerando lo que le costó al Estado construir esa vivienda, más el terreno y los servicios y dividiendo por 300".

A pesar del bajo porcentaje de recupero destacó que el índice "mejoró porcentualmente porque hace pocos años esa cifra no superaba el 20 %" y subrayó que en el caso de las viviendas nuevas "estamos cerca del 90 % porque propusimos un sistema más flexible".

3000 viviendas

El titular del IPV sostuvo que este año "tenemos la meta de entregar 3000 viviendas" y que ese objetivo se alcanzó el año pasado. Consultado acerca de si se trataba de casas entregadas efectivamente aseguró que "en el año 2008 pudimos cumplir y esperamos hacerlo este año".

"Lo que ocurre es que muchas de las viviendas, como las que se adjudican a comunidades aborígenes o las del plan Mejor Vivir, se entregan sin acto" concluyó. (FM Nueva Provincia)

Comentá la nota