Con el mejor viento de cola, la Argentina crecería 4% en 2010

Dicen que la Economía es la única ciencia en la que dos académicos que dicen exactamente lo opuesto pueden ganar el Premio Nobel. Eso se reflejó ayer durante un panel de especialistas que cerró la 30ª Convención Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).
Luego de que el jueves el FMI, que suele ser tildado de optimista, difundiera que prevé que la expansión económica argentina en 2010 será de 2,5%, el consultor Miguel Bein fue por más y se confesó que espera que crezca al 4,2% el año próximo, ante un auditorio empresario escéptico, al cierre de un encuentro que estuvo atravesado por el conflicto reinante en Kraft.

Pero la opinión de los colegas de Bein fue mucho más moderada: Ricardo Delgado, asesor de Francisco de Narváez, pronosticó un magro 2% y Miguel Kiguel, el 1,9%, durante la cumbre empresarial que este año tuvo lugar en Puerto Madryn.

Según Bein, si bien "siempre que paró de crecer la Argentina fue por falta de divisas", ahora "le sobran" porque la economía local "vive una novedad estructural que no tiene que ver con Kirchner" porque, respecto de la cosecha promedio del período 1973-1994, que cifró en 35 millones de toneladas, triplicó esa producción en los últimos diez años hasta los 95-97 millones. "El yuyito explica por qué la Argentina pudo responder como respondió, tambaléandose, a la crisis internacional", dijo, y consideró que gracias a este cambio, aun con la peor sequía de los últimos 70 años, –que significó perder una cosecha entera promedio de los años ’82 a ’95– y la "mala praxis" del Gobierno, la economía local se comporta "como un muñeco con base de arena mojada: le pegás y vuelve". El economista explicó que "si la lluvia es normal, la cosecha irá de 64 millones de toneladas a 87 y eso dará dos puntos al PBI y le pondrá un piso al crecimiento".

"No comparto su moderado optimismo", dijo Delgado, a su turno, respecto de la presentación de su colega y dio su explicación: "La Argentina no puede volver a crecer al 4%-5% porque la inversión caerá 15 puntos este año", sostuvo el consultor que acompañó a De Narváez durante el encuentro. Previamente, la consultora Ernst & Young había difundido una encuesta a empresas de primera línea de la cual se desprendía que 56% de ellas preveían que en 2010 no incrementarían sus inversiones respecto de 2009 e, incluso, podrían caer.

Comentá la nota