"Lo mejor siempre será tener una causa justa que defender"

Cuba festejó el cumpleaños del líder revolucionario con despliegues mediáticos, tanto en la televisión como en los diarios. Pero la vedette de la celebración fue una exposición fotográfica, donde se presentaron imágenes de los últimos días.
Fidel Castro festejó su cumpleaños número 83 con una muestra de fotos que recorre su historia y la de la isla. Los 83 motivos, como se bautizó la exposición en el Hotel Nacional de La Habana, es una invitación a la intimidad de los años prerrevolucionarios y un paseo por los momentos que marcaron su vida. Sus amigos, compañeros de armas, aliados, sus hobbies, pasiones y su inconfundible sonrisa decoraron el salón del ya mítico hotel capitalino. Muchos de los invitados que llegaban lo hacen con las palabras del comandante bajo el brazo. "Lo mejor siempre será tener una causa justa que defender y la esperanza de seguir adelante", escribió Castro en su última reflexión, publicada ayer en la prensa local.

A diferencia de los viejos tiempos, cuando Castro dirigía el país desde las tribunas dando discursos y en las calles recorriendo la isla, ayer no hubo una celebración masiva oficial en Cuba. No hubo un acto o un peregrinaje a Birán, el pueblo del oriente cubano en donde los siete hermanos Castro nacieron y se criaron. No hubo multitudes ni discursos, pero el cumpleaños del veterano líder cubano no pasó inadvertido para ningún cubano.

A la hora cero (hora local), todos los canales de televisión interrumpieron su programación habitual para mostrar un clip de imágenes del comandante, desde su lucha en la Sierra Maestra hasta su salida del poder hace tres años, cuando una enfermedad lo obligó a dar un paso al costado y pasarle la posta a su hermano Raúl, de 78 años. En tanto, los dos diarios de circulación nacional, Granma y Juventud Rebelde, dedicaron ayer una doble página cada uno a recordar anécdotas y entrevistas de un Castro más joven y vigoroso.

Pero el regalo que más atención captó fueron las tres fotos nuevas que publicaron algunas páginas web oficialistas. Hacía más de un mes que no se veía a Castro en sus ya tradicionales fotografías con invitados o amigos, en su lugar de reposo. Las imágenes son recientes, de fines de julio, y en ellas se lo ve más recuperado y acompañado de Pastores de la Paz, un grupo de religiosos norteamericanos que apoyan la apertura de un diálogo entre la isla y la superpotencia.

La última foto de esa serie fue una de las atracciones de la muestra que se inauguró ayer en el Hotel Nacional. La sacó el hijo del veterano líder revolucionario y un fotógrafo profesional, Alex Castro, y se titula "Conversando". La foto lo muestra, con el rostro relajado y una gorra de béisbol, el deporte favorito de Castro. Está casi de perfil, charlando con sus invitados norteamericanos.

"Los cubanos deben felicitarse unos a otros por el hecho excepcional de que el pueblo cubano fuera capaz de crear a un hombre que lo simbolice en sus mejores expresiones", celebró el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, luego de dar por inaugurada la exposición. En las calles, grupos estudiantiles y de la Juventud Comunista hicieron exactamente eso. "Estamos celebrando su cumpleaños porque él es un ejemplo para nosotros, de ‘seguir adelante’ como escribió en su reflexión. Cuando Fidel muera va a ser muy triste, pero sus ideas van a quedar por siempre", aseguró Guillermo Armado, un joven de 13 años, que desde la madrugada acampaba frente al Museo de la Revolución en La Habana junto con 30 de sus compañeros en honor al "Comandante de la Revolución".

Comentá la nota