Con su mejor ranking, Del Potro va por más.

El torneo masculino comenzará mañana. Habrá otros siete varones argentinos. Y además jugará Dulko.
El renovado circuito masculino estará nuevamente en su salsa esta semana. La campaña marketinera se regocijará más que nunca y el Abierto de Indian Wells redundará en un aumento de las expectativas para el público y, sobre todo, para los jugadores, claro. Así, en pleno desierto californiano, los argentinos buscará asomar la cabeza en el primer torneo de los ahora Masters 1000, ex Master Series, sobre cemento y con 4.500.000 dólares en premios. David Nalbandian ya siguió ese destino ayer y por la noche también viajó Juan Martín Del Potro, el número 1 del país. El tandilense reestrenará su sexta ubicación en el ranking, la mejor de su carrera, y el sorteo del cuadro le deparó un panorama favorable recién con un rival de cuidado en los octavosde final frente al francés Monfils o el ruso Safin, casi seguramente. En cuartos llegaría el español Nadal como el más duro escollo.

"Entrenamos muy bien toda la semana, de manera ideal y por eso vamos con muchas ganas", le explicó a Clarín, Franco Davin, un rato antes de subirse al avión junto a su pupilo. Todavía sin resultados estridentes en este tipo de torneos, para Del Potro son una cuenta pendiente. Pero como explica su entrenador, no será sencillo: "Estar arriba demanda mucha presión y no hay que dar ninguna ventaja. Hay que prepararse a fondo y estar lo mejor posible".

Nalbandian enfrentará en la segunda ronda a un jugador de la clasificación y luego chocaría con el checo Tomas Berdych --¿un anticipo de la Copa Davis?--. Además, Chela debutará con el italiano Seppi, Cañas con el estadounidense Querrey, Vassallo Argüello con un clasificado, Acasuso con el ruso Gabashvili, Schwank con el chileno Massu y Junqueira con el estadounidense Dent.

El torneo femenino comenzará hoy y Gisela Dulko se medirá ante la ganadora de la estadounidense Mattek y la italiana Garbin.

Comentá la nota