Mejor, quedarse en casita

Cappiello llamó a no concurrir a eventos como espectáculos deportivos y discotecas. "Sería imprudente ir, confió en que mucha gente va a asumir esta situación", dijo el funcionario, quien explicó que una semana está calculado el pico máximo de la epidemia.
El ministro de Salud provincial, Miguel Angel Cappiello insistió ayer con las medidas de aislamiento social ante la pandemia de la gripe A, y se refirió puntualmente al riego que se corre al asistir a los estadios de fútbol y a los boliches bailables, como a otros sitios que generen grandes aglomeraciones de gente. Con este motivo, pidió a los padres de adolescentes que convenzan a sus hijos para que no vayan a boliches, discotecas, bares y demás lugares nocturnos. Acerca del estado en el que se encuentra la enfermedad en la provincia, el funcionario indicó que "en este momento la curva es ascendente. Empiezan a aparecer cada vez más pacientes. Está calculado el pico máximo para alrededor del 11 o 12 de julio, esperemos que no sea prolongada. Para que agosto sea un mes más tranquilo, con menos casos". Por otro lado, representantes del gobierno se reunieron ayer con legisladores, intendentes y presidentes de comuna de los departamentos Rosario y San Lorenzo, para acordar medidas conjuntas que permitan reducir los riesgos de contagio. La recomendación principal es "la suspensión de las actividades cerradas y espectáculos públicos durante el próximo fin de semana, apelando a la no concurrencia a estos eventos".

En el marco de esta pandemia, que provocó en los últimos días un importante aumento de casos en localidades de la provincia y sobre todo en Rosario, se vienen tomando medidas como la suspensión de las clases en escuelas e institutos, el acto eleccionario para candidatos a concejales, que se iba a realizar mañana y finalmente se pasó para agosto; y el cierre en lugares de trabajo como el Concejo Municipal y los Tribunales provinciales, entre otros.

En ese sentido, Cappiello expresó: "Recomiendo que no se vaya a la cancha de fútbol", aunque reconoció que "es diferente una cancha de fútbol a un boliche bailable", y esa disparidad tiene que ver con que las discotecas permanecen cerradas, mientras que en los estadios se "está al aire libre", pero insistió que "sería imprudente ir". Confió en que "mucha gente va a asumir esta situación y no concurrirá".

El funcionario señaló que hay "boliches que siguen siendo muy concurridos a pesar de las recomendaciones". Por eso, pidió a los padres que "tomen conciencia" y "se sienten a dialogar con sus hijos, para llegar a acuerdos y se suspendan actividades voluntariamente". Porque estos pedidos se están haciendo para cumplir con las normas de distanciamiento social "a pesar de que los empresarios se van a enojar conmigo".

Ante las recomendaciones que vienen dando los especialistas, ayer se reunieron legisladores, intendentes y presidentes de comunas y se acordó "implementar las acciones sanitarias recomendadas por Salud". Por eso, decidieron "la suspensión de las actividades cerradas y espectáculos públicos durante el próximo fin de semana". El martes, habrá una nueva reunión para evaluar la situación.

Del encuentro, realizado en la sede de Gobierno de Rosario, participaron las secretarias de Salud, Débora Ferrandini, y de Regiones, Municipios y Comunas, Mónica Bifarello; el coordinador de la región Nodo Salud Rosario, Lelio Mangiaterra; los senadores de los departamentos Rosario, Juan Carlos Zabalza, y San Lorenzo, Eduardo Galaretto; y los diputados provinciales Raúl Lamberto, Luis Rubeo, Víctor Dadomo y Marcelo Gastaldi.

Además, estuvieron presentes los intendentes de Granadero Baigorria, Alejandro Ramos; de Funes, Juvenal Rímini; de Villa Gobernador Gálvez, Jorge Murabito; de Capitán Bermúdez, Fabián Varela; de Pérez, Darío Corsalini; y de Roldán, José María Pedretti; los secretarios de Gobierno, Horacio Ghirardi, y Salud Pública, Luis Dimenza, de la Municipalidad de Rosario; y representantes de las municipalidades de Puerto General San Martín y San Lorenzo; ente otros.

El intendente de Funes aseguró que existe una "preocupación de los intendentes y presidentes de comunas sobre cómo actuar" y señaló que la decisión es trabajar "en forma mancomunada entre todos de acuerdo a lo que estable el Ministerio de Salud". Además, Rímini indicó que se acordó suspender "todo tipo de tarea cultural y deportiva que dependa de los municipios", para "evitar la conglomeración" y mantener "el distanciamiento social". Mientras el intendente de Granadero Baigorria señaló que durante el encuentro cada uno de los presentes detalló "las estrategias que están realizando en su territorio" y resaltó la necesidad de "establecer consensos en las decisiones que tomemos de acá en adelante".

Comentá la nota