"Es el mejor equipo que puedo presentar y pienso repetirlo"

El DT se tiene fe y pide paciencia con Medel. Pero avisa: "Sé que si nos toca perder, marchamos".
Si Martín Palermo es el optimista del gol, Alfio Basile es el creyente supremo de este Boca en problemas. Y en dentro de ese extraño rol de devoción absoluta, el Coco hace del optimismo una forma de atravesar la crisis pos-eliminación copera. El equipo pierde y él sale a bancarlo. Los titulares andan con el rendimiento por el subsuelo y el DT los ratifica diciendo que son lo mejor que tiene. Y, de manera imprevista, rompe el silencio que hizo en Liniers tras el 0-1 con Vélez y, sentado en la sala de conferencias de Casa Amarilla, decide hablarle al hincha.

"Yo me debo al hincha de Boca y por eso le doy explicaciones ahora que, por primera vez, nos toca hablar en perdedores. Es fácil hablar después de ganar 5 de 5. El hincha no entiende nada y ojo que lo digo con respeto: no sabe de cosas que pasan adentro, no entiende por qué hacemos determinados cambios... Sentía que debía salir a hablarles", dice Basile, con más cara de confianza que de frustración.

Y como si fuera el Chapulín Colorado con su mensaje "que no cunda el pánico", arranca con su manual de explicaciones.

Primero, pide calma: "Van pocos partidos, muchachos... Este momento no es tan difícil, esto recién empieza", aclara. Igual, no desconoce que "ahora habrá que remar y remar. Y sé que si nos toca perder, marchamos..."

Dice luego, en referencia a Vélez, que "nos ganó el mejor. No perdimos con cualquier equipo. ¿Si ellos nos encontraron la vuelta por los costados? No, ese es un cuento: nos atacaban por todos lados. Parecían 40 los de Vélez..."

Corta de raíz los rumores sobre que meterá mano en el equipo. Cuenta que, en el proceso anterior, tras caer con San Lorenzo, aplicó esta práctica conservadora. "En este momento, es el mejor equipo que puedo presentar. Salvo Mouche, que está lesionado, están todos y pienso repetir el equipo. Confío en estos titulares y los respaldo".

En su comunicación con el hincha vía la prensa, intenta tranquilizarlo. "La solución es poner 10 puntos a los averiados, rendir más y ganar varios partidos seguidos". El parte médico menciona a Battaglia (contusión gemelo derecho; es el más complicado), Riquelme (fatiga isquiotibial) y Cáceres (traumatismo de hombro). "No tengo la columna del equipo en plenitud, pero son nanas.: contra Godoy Cruz estarán bien".

Sabe de los bajos rendimientos ("No volvimos a jugar como en la gira"), pero da a entender que no tiene nada mejor: "Ya los vi jugar a todos y estoy convencido de que pongo a los mejores".

Decide arrojar un manto de piedad sobre Medel: "A Gary no hay castigarlo. Está sufriendo la adaptación: le apuntan los cañones a él y es el menos responsable".

Elogia al Pato Abbondanzieri y a Noir por el partido ante Vélez. Vuelve a elevar a lo alto del mástil al 10: "Es mi bandera. Puede ser brillante, pero es humano y no está a full. Además, lo golpean todos pero él se lo guarda porque es orgulloso".

Dice extrañar horrores a Rodrigo Palacio ("Era el mejor delantero de Argentina y esos jugadores no se compran en la farmacia") y, además de confiar, le gusta el desafío de llevar este barco a buen puerto: "En las difíciles se ven los técnicos. Si fuera todo fácil, ahora podría dirigir Amor Ameal..."

Comentá la nota