Con la mejor de las energías

La semana que pasó dejó como dato significativo la concreción de la que se presenta desde el Gobierno como una de las obras más importantes y fundamentales para la Provincia, como lo fue la inauguración y puesta en marcha de la línea de energía de 500 kv que significó además una nueva señal de la buena relación que mantiene el Ejecutivo con Nación.
Y en este sentido, el optimismo oficial se fundamenta en dos o tres puntos claves que el propio gobernador Luis Beder Herrera se encargó de especificar tanto en la teleconferencia que mantuvo con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como posteriormente, a la hora de las conclusiones.

Desde el Gobierno, con la puesta en servicio de la línea de energía de 500 kv, se espera la apertura de un nuevo "perfil" para La Rioja en materia productiva, teniendo en cuenta que La Rioja comenzará a generar y a integrar la red nacional de 500, con una obra dotada de tecnología de última generación que podría permitir, por ejemplo, el asentamiento en el parque industrial de empresas que antes no podían hacerlo porque consumían demasiada energía y esto implicaría una fuerte inyección al sector productivo.

La puesta en marcha de esta obra, según indicó el mandatario, significará además la posibilidad de triplicar la cantidad de energía con que cuenta La Rioja en este momento, lo que garantizaría además que ya no habría problemas de consumo, punto sobre el que el Gobernador hizo especial hincapié al asegurar que, de esta manera, la cuestionada EDELaR ya no tendrá pretexto para decir que la energía que le llega no es la mejor.

Y esta referencia no es menor, sobre todo si se tiene en cuenta que se da en un momento en que las asperezas entre el Ejecutivo y las empresas privatizadas volvieron al ruedo, con fuertes críticas por parte del Gobierno con respecto a los servicios que estas prestan a sus usuarios, y que son claramente deficientes, y con una empresa como EDELaR que, por estos días, salió abiertamente a reclamarle al Gobierno una deuda cercana a los 10 millones de pesos -reconocida extraoficialmente-, en concepto de facturas de consumo domiciliario que el Estado habría subsidiado a familias de escasos recursos. Así, la pelea parece plantearse golpe por golpe.

No obstante, Beder Herrera ya anticipó que las reglas de juego con las empresas privatizadas (EDELaR y Aguas de La Rioja) van a cambiar y que no esperará sentado las inversiones que no llegan, por lo que se espera que finalmente la administración provincial concrete la tan publicitada renegociación de los términos contractuales -que se concretaría en el segundo semestre del año- y que no quede todo una vez más cajoneado en el marco de un proceso preelectoral y las intenciones se esfumen como seguramente ocurrirá con tantas otras promesas que, por estos días y como es de esperar, abundan.

Si la deuda reclamada por EDELaR existe, más allá de la magnitud del monto, el Estado deberá ponerse al día, pero es justo y necesario también -y sobre todo luego de los últimos anuncios positivos- que la empresa comience a brindar de una vez por todas un servicio que satisfaga plenamente a los usuarios que no solamente deben afrontar los aumentos en las tarifas, sino también algunas "picardías" como dos facturas en un solo mes.

Esperando a la reina

La campaña rumbo a las elecciones legislativas parece haberse puesto en marcha definitivamente, aunque aún no alcanzó la temperatura de otras contiendas. Con algunos números dando vueltas, los candidatos comienzan a acomodar las cargas y a plantear algunas cuestiones de fondo, aunque sin mucha fuerza en lo que a propuestas refiere. Y como era de espera, la mayoría de las miradas están puestas en las fórmulas oficiales que, hasta el momento, trabajan en una aparente unidad de criterios y fuerzas.

No obstante, la fórmula principal, en la que están puestas todas las fichas del oficialismo y que tiene la ardua tarea de conservar las dos bancas de diputados nacionales en juego, continúa despertando algunas dudas que, además, preocupan al Gobernador en tanto y en cuanto el resultado de las elecciones podría afectar de alguna manera la relación entre Provincia y Nación.

El primer candidato a diputado nacional, el actual embajador argentino en México, Jorge Yoma, concretó el lanzamiento oficial de su campaña en Catuna, en donde delineó los principales ejes de su campaña, acompañado de una importante cantidad de funcionarios locales, pero sin su compañera de fórmula, lo que no deja de ser un dato mínimamente llamativo. Y si bien el propio Yoma intentó restarle importancia a la cuestión y disipar las dudas que se generaron y se generan aún en torno a la fórmula, la ausencia de Griselda Herrera no pasó desapercibida.

No obstante, y haciendo gala de su verborragia típica, Yoma sacó adelante la parada y se mostró muy optimista en cuanto a que el 28 de junio se impondrá sin inconvenientes y a fin de año asumirá su banca, asegurando además que no será un candidato testimonial.

Y está más que claro que no lo será, sobre todo si se toman en cuenta otras llamativas declaraciones de Yoma (siempre fiel a su estilo) quien no sólo se queda en las elecciones legislativas, sino que también avizora un futuro promisorio para su carrera política. En declaraciones a diario Crítica de la Argentina, el embajador dejó deslizar la posibilidad de ir como candidato a Gobernador en 2011. Eso sí, claro está, si su compañero -y ahora aliado- Beder Herrera, no se presenta para una eventual reelección.

El dato, por donde se lo mire, no es menor. La posibilidad de ocupar una banca como diputado -lo que es altamente probable- le abre a Yoma puertas muy importantes y, seguramente, le puede valer el fortalecimiento de las relaciones que mantiene con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con todo lo que esto implica.

A menos que las declaraciones de Yoma sólo sean eso, declaraciones a las que ya nos tiene acostumbrados y que luego no tienen correlato con la realidad. El rosario de ejemplos sería interminable. Pero basta sólo con recordar una de las afirmaciones históricas del "Negro", cuando sostuvo que si su ahora compañero incondicional Luis Beder Herrera llegaba a ser Gobernador de la provincia, él se convertiría en la reina de Inglaterra.

Y si no es ahora...¿cuándo?

Aunque no al mismo nivel de las declaraciones de Yoma -lo que sería prácticamente imposible-, también fueron llamativas algunas de las afirmaciones que efectuó el candidato a diputado provincial por el oficialismo, el ex cura "Pocho" Brizuela, al momento de presentar algunas de sus propuestas. Y en particular, lo más llamativo no fueron las propuestas en sí, sino lo que sería más bien una contrapropuesta, al afirmar Brizuela que este "no es momento para debatir una ley de coparticipación". Y si no es ahora...¿cuándo?

Aquí es necesario tener en cuenta, fundamentalmente y por si Brizuela no lo sabe, que el espacio de la Cámara de Diputados tiene como una de sus principales características, precisamente, la del debate y que la cuestión de la coparticipación municipal es una de las más sensibles para las intendencias provinciales y, en particular, para la ciudad Capital.

El no tratamiento de esta problemática, no sólo implicaría "patear" para más adelante lo que ya lleva demasiado tiempo esperando, sino también, y por sobre todas las cosas, que los municipios continúen sumidos en la dependencia con relación al Ejecutivo provincial para obtener algunas monedas más. ¿Opinaría igual "Pocho" si se hubiera impuesto en la última elección para la intendencia capitalina?

Elogio de la discriminación

Parece ser que los concejales capitalinos no aprenden más. Hace casi un año el INADI los denunció porque la modificación que habían aplicado en la ordenanza de Espectáculos Públicos era discriminatoria, pero ahora no tuvieron mejor idea que avanzar sobre con los gitanos.

"Se prohibe la instalación de carpas de familias gitanas en el Departamento Capital", dice la ordenanza que sancionaron sobre tablas el miércoles pasado y que fue aprobada por la totalidad de los ediles presentes en el recinto.

La norma no hace ninguna aclaración y quedó redactada de tal manera que pareciera que está destinada únicamente a prohibir la instalación de la comunidad gitana. Así como está sancionada, parecería ser que cualquier otra persona podría instalar carpas en la ciudad sin que esto significara ninguna violación.

Desde el INADI ya anticiparon que lo denunciarán a nivel nacional, mientras que la Subsecretaría de Derechos Humanos solicitó una copia de la norma para estudiarla.

Mientras tanto los ediles mantuvieron un llamativo silencio y, pese a las críticas, no aclararon si se trató de un error o si realmente creen que está bien la medida discriminatoria que tomaron.

Comentá la nota