"La mejor arma contra el dengue es descacharrar"

El ministro reconoció que la situación en Tucumán es seria y dijo que el Aedes Aegypti sólo podrá ser frenado mediante un cambio de hábitos.
"El impacto real de la fumigación (para combatir el dengue) no es el que se cree. Aunque a muchos gobiernos locales les encanta fumigar, estas desinfecciones no son efectivas; matan sólo el mosquito adulto y no la larva ni el huevo (del mosquito Aedes Aegypti)", afirmó el ministro de Salud Pública de la Provincia, Pablo Yedlin. En una visita a LA GACETA, el funcionario enfatizó que las mejores armas para combatir al virus del dengue son "el descacharramiento" en las viviendas y las acciones "comando" de los agentes sanitarios.

Comentá la nota