Meijide: "En ningún momento dije que no hay 30.000 desaparecidos"

Meijide: "En ningún momento dije que no hay 30.000 desaparecidos"
En una entrevista con Perfil.com intentó evitar la controversia. Por qué no le importa ser usada por sectores que reivindican a la dictadura.
"De eso ni pienso hablar, el objetivo del libro para nada tiene que ver con eso". Esta fue la primera reacción de Graciela Fernández Meijide, quien intentó evitar la controversia acerca de sus afirmaciones sobre el número total de desaparecidos. Sin embargo, en diálogo con Perfil.com, la ex ministra aceptó conversar de los motivos que la impulsaron a escribir un libro que sabía iba a provocar todo tipo de reacciones.

"En ningún momento dije: 'No hay 30.000 desaparecidos'. Dije: 'Lo que está registrado son estos números'", aseguró Fernández Meijide, en alusión a la polémica cifra "7.954", que figura en la página de la Secretaría de Derechos Humanos (ver aparte carta de Luis Eduardo Duhalde). De esta manera, la ex ministra de Desarrollo Social intentó evitar la controversia que había generado su postura sobre el total de desaparecidos que figuran en listas oficiales.

-Sin embargo, cuando transcribió ese número ¿no pensó que podía generar controversia?

-Sí, pero en ningún momento dije: "No hay 30.000 desaparecidos". Dije: "Lo que está registrado son estos números", que es lo mismo que dijo la CONADEP en su momento (...) Cuando alguien tiene que dar un informe de algo, tiene que dar datos duros. Todo lo que digo lo apoyo sobre documentación, no sobre "el me parece".

-¿Por qué dijo en la entrevista con Clarín que el segundo prólogo del "Nunca Más" era "chiquitaje"?

-Porque a mí me parece que cuando se escribe un prólogo para un libro, se escribe según la circunstancia de ese libro. Sobre todo que en el caso del "Nunca Más" era un informe que se daba de una situación, no era una novela, no era "me parece". Se informaba lo que se había averiguado hasta ese momento. Y volver a escribir un prólogo sin escribir otro libro... porque si no estaban de acuerdo y las conclusiones eran otras, habría que haber hecho el otro libro, la otra investigación, lo que fuere. Se optó por hacer un nuevo prólogo, fuertemente ideológico.

-Sin embargo distintas personas como Estela de Carlotto aseguran que el segundo prólogo, en todo caso, fue una "ampliación" del primero.

-No fue una ampliación, porque agrega datos que en el prólogo no existían porque no estaban. Que no salen del testimonio (se refiere al tratamiento de la Teoría de los Dos Demonios y los 30.000 desparecidos). No apareció la Teoría de los Demonios en el prólogo. No era una discusión. Nos habían dado un trabajo: averiguar qué había pasado con los desaparecidos.

-¿No era consciente que con su libro ("La historia íntima de los derechos humanos en la Argentina. A Pablo") podía ser funcional a sectores que reivindican la dictadura?

-Me importa tres pepinos, porque a esta altura del partido, oírlo a (Antonio) Bussi y a (Luciano) Menéndez hablar de lo que había ocurrido como si no hubiera pasado nada en el medio... viven en otro lugar. Cualquier que hoy quiera decir: "Vieron, vieron el número es..." hubiera dicho lo mismo tomándose el trabajo de meterse en internet en la página donde habla de los desaparecidos en la Secretaría de Derechos Humanos. Es más fácil manejarse con "el me parece que..." o con "usted cree que..." y "ahora se van a aprovechar de...". Bueno, siempre hubo aprovechadores de algo, y a quién van a convencer hoy. Hubo un juicio que fue más allá; hubo un juicio de la sociedad por suerte, por eso hoy no hay una chance que los militares encabecen alguna amenaza a la democracia, que no era lo mismo apenas salimos de la democracia, todavía (las Fuerzas Armadas) tenían capacidad de fuego.

Comentá la nota