Con el megaproyecto, el Banco de Córdoba apunta a cumplir exigencias del Central

El acuerdo marco, firmado por las autoridades del Banco de Córdoba, la Provincia, la Municipalidad y el Colegio de Arquitectos...
El acuerdo marco, firmado por las autoridades del Banco de Córdoba, la Provincia, la Municipalidad y el Colegio de Arquitectos de Córdoba, es el punto de partida para el megaproyecto inmobiliario de la manzana céntrica donde funciona la sede central de la entidad financiera y el cual le permitirá resolver definitivamente los problemas de capital, según confió el presidente del Córdoba, Mario Cúneo.

“El Banco tiene un capital muerto y exigencias del Banco Central que no podemos realizar”, añadió el secretario General de la Gobernación, Ricardo Sosa, quien comenzó a desarrollar la idea cuando era titular del Córdoba, porque vio en esa alternativa la chance de cumplir con el organismo bancario central. La apuesta es que una empresa o grupo de desarrollistas realicen un proyecto de envergadura en las tierras de la entidad, por lo cual el Banco recibirá un retorno que permitirá capitalizarlo, ya sea un canon mensual, entrega de determinada cantidad de metros cuadrados o un monto por metro cuadrado; propuesta que será planteada en la oferta económica. Además, el inversor deberá construir 8.000 metros cuadrados de la sede corporativa del BPC para reunir en un solo lugar a los trabajadores que se de-

sempeñan en 25 inmuebles de la zona. Si bien los directivos evitaron hablar de números, estimaron que sólo un porcentaje de retorno del monto a invertir permitirá concretar el objetivo buscado (se requieren entre 200 y 300 millones de pesos para sanear la entidad).

En la manzana, que deberá preservar y poner en valor la sede central, el ex hotel, la ex sede del Hipotecario y la Casa Lucas Olmos (donde funciona la Unión Industrial de Córdoba), se podrán edificar 84.000 metros. “El Banco tiene que dejar un ícono para el centro de la ciudad, que permitirá cambiar el perfil actual”, señaló Cúneo.

Para la ejecución de la iniciativa, se llamará en los próximos días a un concurso internacional de anteproyectos, el cual estiman que tendrá una alta participación tanto por el desafío como por los premios que entregarán (50.000 pesos para el ganador y montos menores para las menciones). Elegido el proyecto, que no es vinculante, se pasa a la etapa de oferta económica que, estiman, a mediados del año próximo esperan tenerla resuelta.

Comentá la nota