Megaoperativo en Tupungato por sospechas de contaminación del agua por parte de una petrolera

Por orden de la justicia federal, Gendarmería ha cercado toda el área petrolera de Piedras Coloradas. Investigan contaminación en la tierra, en los cauces, en el subsuelo y en el dique. El allanamiento comenzó esta mañana y sigue.
La justicia federal ordenó esta mañana hacer un operativo en Tupungato, en plena montaña, por una denuncia de la Inspección Cauce Arroyo Carrizal según la cual la empresa que explota Piedras Coloradas vierte “lodos de recortes de perforación” en la tierra y en los acuíferos.

Es decir, que contamina con el residuo más peligroso del petróleo el agua de los arroyos Piedras Coloradas y Tierras Blancas, del Río Tunuyán y del dique El Carrizal.

La Dirección de Saneamiento confirmó esta tarde que investiga a la firma Oxy S.A., multinacional que opera en la provincia con ese nombre desde 2006. La empresa tiene sede en Estados Unidos y realiza trabajos en África y Medio Oriente.

Gendarmería seguirá el allanamiento mañana, ya que además se debe dilucidar si, como dice la Inspección de Cauce, la explotadora contamina también el suelo y el acuífero subyacente del que sacamos el agua para tomar los mendocinos.

La fiscal Gloria Andrá lleva adelante la investigación para determinar si el lugar se convirtió en un repositorio clandestino donde se depositan sustancias tóxicas producto de la explotación petrolera.

De acuerdo a la denuncia estos residuos "estaban colocados en el suelo sin protección plástica y sin bordes de contención".

Según la inspección, la explotadora desmontó la flora nativa, para después arrojar al suelo los “lodos o recortes de perforación” que constituyen uno de los elementos más nocivos para la salud y peligrosos de la industria petrolera.

Comentá la nota