Megaestadio: se suman las dudas por los cimientos

Un informe de la empresa INAS, la que realizó el estudio de suelos en la zona de emplazamiento del Megaestadio, advirtió sobre las tareas de excavación para la construcción de los pilotes. El método utilizado en la construcción de los pilotes, con una base redondeada de un diámetro superior, habría modificado aun más la consistencia del suelo y por lo tanto aquellos cálculos también quedaron desactualizado. Además, por el lugar del emplazamiento elegido, eran necesarios trabajos de depresión de napas.
El estudio de INAS explica el método de la instalación de los pilotes. Es un método preciso que requiere determinadas condiciones: debe realizar con condiciones para saber cuál es la resistencia del pilote.

Cabe recordar que un informe del ingeniero civil Pablo de Dios Herrero –realizado por pedido de la legisladora Claudia Giorgis- detectó que en la estructura de los cimientos se descargaron sobre un grupo de pilotes, más toneladas que las máximas admitidas por el estudio de suelo. Mientras el máximo de carga de los pilotes determinado por el estudio de suelos era de 26 toneladas –aplicando un coeficiente de seguridad de 3-, en otro tramo del expediente un ingeniero calculó que sobre algunos pilotes, 47 en total, podían recibir una se descarga de 66 toneladas.

Pero en el informe de INAS, la empresa que hizo el estudio de suelo hay un capítulo de "Recomendaciones". Allí dice que "debe ponerse especial cuidado durante las excavaciones en el ángulo de talud o en el ademe (una cobertura del pilote) ya que las arenas pierden rápidamente la humedad y su cohesión aparente y puede provocar derrumbes. Se recomienda realizar las excavaciones con talud apropiado (aproximadamente igual al ángulo de fricción interna".

Depresión de napas

El estudio de suelo señala que para el cumplimiento de los parámetros de tensión del hierro armado, eran necesarios trabajos de depresión de napas. Allí explica: "cuando fueran necesarios los trabajos de depresión de napas, estos deben ser realizados por personal experimentado con equipos adecuados. El abatimiento del mismo debe realizarse mediante bombeo en pozos filtrantes ubicados fuera de la excavación, encamisados y diseñados para evitar el arrastre de suelo fino o utilizando sistema ‘west point’".

Explica que "los valores y coeficientes consignados en el presente informe corresponden a los determinados en las condiciones naturales del terreno, por lo tanto se recomienda producir las menores alteraciones posibles a efectos de no varias sus condiciones intrínsecas o de lo contrario afectar los valores de acuerdo al grado de alteración producida", dice el informe de INAS.

Por eso otro de las preguntas realizadas por el ingeniero Pablo de Dios Herrero es el sistema de construcción utilizado en el pilotaje, los cimientos que se insertan en el suelo y sobre los cuales descargan las columnas su carga.

En el croquis del expediente de la obra del Megaestadio los pilotes tienen una forma cóncava, con un diámetro superior en la base al del resto del pilote. Uno de las hipótesis –que debería responder el ingeniero Roberto Lorda- es si el suelo fue removido y luego rellenado para lograr esa forma. Si se eligió este proceso, remover y luego rellenar, las condiciones del suelo fueron alteradas y no hay registros de nuevos análisis de suelo.

Comentá la nota