Megaestadio: un ingeniero dijo que la empresa descargó más peso en los pilotes que lo que soporta el suelo

Un dictamen de un ingeniero civil reveló que la empresa Inarco descargó en la obra del Megaestadio más peso en los pilotes que el peso máximo permitido según el estudio de suelo. Según el informe fue encargado por la diputada provincial Claudia Giorgis al ingeniero civil Pablo Hernán de Dios Herrero, el problema se agrava con el nuevo techo: tiene un adicional de carga de 500 toneladas.
Los pilotes de obra como el Megaestadio van enterrados en el piso. Soportan el peso que primero se descarga sobre las columnas. Todo el peso, el del techo, las paredes, y las tribunas se descargan sobre los pilotes.

"El ingeniero De Dios Herrero, al ver el expediente, detectó que el estudio de suelo arrojó que el máximo de carga de los pilotes, es de 78 toneladas. Aplicando un coeficiente de seguridad de 3. Por lo tanto el peso real a descargar es de 26 toneladas", dijo. Es decir 78 toneladas dividido 3, el coeficiente de seguridad.

Este coeficiente, explicó, se aplica porque el suelo estaba compuesto, según el análisis que realizó INAS (que efectuó excavaciones de 6 metros de profundad): indicaba que el suelo del emplazamiento del Megaestadio está compuesto por escombros (fue un lugar de relleno), limo saturado (barro) y limo calcáreo y limo arcilloso (diferentes barros).

La legisladora le pidió al gobernador Oscar Jorge que realice la contratación de un consultor externo para evaluar los cálculos. Es que toda la obra está supeditado a los datos que proporciona la empresa contratistas y sus proveedores.

El dictamen de este ingeniero fue resultado del análisis del expediente de la obra al que accedió la legisladora.

Esta construcción debía concluirse a mediados de 2007. Pero, según la empresa, hubo un error de cálculo en el techo. En 2009, le dieron un año más para terminarlo.

"La experiencia del Megaestadio y del Polideportivo de Ataliva Roca nos hace que como parte de la tarea legislativa realizamos el control de calidad de la obra pública", dijo. "Acá no se trata de que un caño se romper. Si de asegurar miles de vidas humanas", sostuvo.

Comentá la nota