Megacausa: Escandalo por la publicación del jucio por la web

Un verdadero escándalo se desató ayer en el juicio por la “Megacausa” cuando los abogados se dieron cuenta que lo que iba declarando el ex asesor legal del Banco del Chubut Blas Meza Evans iba transcribiéndose de manera parcializada y casi simultánea en la “web” de un diario de Trelew.
Los letrados llegaron a denunciar que se estaba violando la Ley y vulnerando las garantías del debido proceso. Para colmo en el recinto no había ningún periodista de ese medio.

De inmediato los defensores de los imputados comenzaron a pedir la suspensión de todas las diligencias procesales hasta tanto se iniciara una investigación y se estableciera cómo se había filtrado la información. El tribunal dispuso un cuarto intermedio, se retiró a deliberar para producir un fallo, trasladó la audiencia para la tarde y después de las 16 se conoció la resolución a la que llegaron los jueces.

Los magistrados en ese fallo que se leyó en el recinto entienden que “si bien el tribunal hubo autorizado la integra grabación de las audiencias de debate de modo alguno esta autorización habilita la difusión de las mismas en forma simultánea o casi simultánea. Que si bien esta disposición no fue notificada a los medios de prensa sí lo fue de manera informal al inicio del debate; circunstancia que hasta la fecha fue cumplida”.

“Que advertidos que el día de hoy (por ayer) el diario Jornada ha publicado casi de manera directa los dichos del testigo en la audiencia en curso este tribunal resuelve: Hacer saber a los medios de difusión, en especial al diario Jornada, la prohibición expresa de publicar y/o difundir en forma simultánea o casi simultánea las declaraciones rendidas en audiencias de debate bajo apercibimiento de aplicar las facultades conferidas en el Código Procesal y de hacer pacible al medio que viole tal disposición y hacerlo responsable de la obstaculización del accionar judicial”

“Esto es grave”

“Uno de los principios fundamentales del proceso penal es la independencia de los testigos cuando van prestando sus declaraciones, máxime cuando se encuentran otros a la espera también de declarar. Por información que tuvimos dentro de la sala tomamos conocimiento que la declaración que iba haciendo el doctor Meza Evans se encontraban ya en una página de internet. Esto es grave”, consideró el abogado Luís López Salaberry al explicar públicamente lo que había sucedido.

“Y como la actitud que adoptó la presidencia (del juicio) fue únicamente tenerlo presente, yo entendí que había que hacer la reserva del caso federal porque creo que se está violando el derecho de defensa y este juicio esta admitiendo muchas cosas que no pueden ser. Es más, parece un “Dakar”, o sea, cualquiera va por el camino que se le antoja y aquí no es un rally, hay un Código Procesal que tiene que tener normas muy precisas”, sostuvo.

“Pases de factura”

Los fiscales del caso en cambio entienden que esto es una estrategia de los abogados defensores con una finalidad dilatoria, aunque uno de ellos, el doctor Daniel Báez aprovechó la circunstancia para pasar factura quejándose de que “algunos diarios se escribía cualquier cosa” (del juicio). Y después fue más allá, arrogándose primero ser un defensor de los derechos constitucionales de la libertad de expresión luego se contradijo manifestando que había “personeros y periodistas” que con lo que comunicaban habían desprestigiado a los representantes de la acusación pública y favorecían, según lo dio a entender, la posición en el proceso de los imputados y sus abogados defensores.

Previamente a ello, el doctor Raúl Heredia había pedido al tribunal que le exigiera a retractarse públicamente por unas declaraciones periodísticas en las que el mismo Báez acusaba a los abogados de maniobras dilatorias y de no tener interés en llegar a la verdad en el juicio.

Este controvertido -por momentos- y complejo caso que se ventila en juicio oral y público continuará hoy con las declaraciones testimoniales de más ex funcionarios del Banco. Ayer –tras el escándalo que se suscitó- amplió su declaración como imputado el ex presidente bancario Jorge Barcia, quien desmintió varios de los dichos del otrora asesor legal de la entidad, el doctor Blas Meza Evans, en los que le atribuía maniobras para hacer ingresar a la institución a un abogado que a su vez era representante letrado de una de las empresas involucradas en el caso.

Comentá la nota