Megacausa: Arrechea anticipó que hoy ampliará su declaración

Una de las personas vinculadas en la causa judicial que se sustancia en la ciudad de Trelew conocida como "Megacausa", José Salvador Arrechea, anticipó que va ampliar hoy su declaración de imputado porque dice que quiere refutar; con pruebas en la mano, lo que en su momento dijeron en el juicio los tres contadores de Comodoro Rivadavia, que al actuar como peritos en el caso consideraron que una de las empresas de Arrechea había presentado "garantías abstractas" al hacer operaciones con el Banco.
Horas antes de deponer ante el tribunal que lo enjuicia el empresario les reprochó a los fiscales de estar actuando en el proceso no como acusadores públicos sino como querellantes privados.

A estas afirmaciones las hizo al valorar como "sólida y contundente" la exposición que hasta ayer estuvo realizado el contador Jorge Cignetti, un perito que depuso en el juicio para demostrar con sus explicaciones en base a la documentación que peritó que no hubo irregularidades ni ilícitos en las operaciones que realizó el Banco del Chubut tanto con los empresarios Héctor y Orlando Fernándes como con los otros que están implicados en el proceso judicial.

Arrechea en declaraciones a la prensa dijo en relación al testimonio de Cignetti: "Yo lo vi muy sólido, muy contundente al explicar todo lo que eran las relaciones técnicas, la función del Banco, las tasas de interés que cobraba. Todas las cuestiones que tendrían que haberse esclarecido con mucha anterioridad, sobre las que por lo menos ahora el tribunal esta teniendo la oportunidad de escuchar y la opinión publica de conocer", consignó el empresario.

"Porque acá se hizo una novela inicial y hubo muchos interesados de mantener así la causa, evitando que los argumentos pudieran penetrar en esa hipótesis. Pero ahora; en el transcurso de estos meses con peritos como Cignetti y otros testigos que han pasado, se ha esclarecido la mayor parte de los hechos y mañana (por hoy) pienso ponerle claridad a algunos puntos oscuros que han quedado", anticipó.

"Básicamente tengo dos ejes para analizar", puntualizó y luego aclaró: "Uno es sobre lo que las escribanas (Beatriz) Mehaudy y Ponce de León (dos de las peritos convocadas por la fiscalía) dijeron en el juicio (cuando aseguraron) que "Áridos Fontana" le había vendido aire al Banco, demostrando que no tienen noción de lo que es un loteo o un desarrollo urbano".

"Es inadmisible que profesionales, específicamente escribanas, puedan decir semejante cosa", dijo escandalizándose y después se refirió al otro punto sobre el que va girar su declaración de hoy: "O que las garantías (presentadas) por Áridos Fontana eran abstractas, como dijeron los peritos de Comodoro", señaló. "Es decir, son dos ejes muy importantes de mi exposición que voy sobre los que me voy a extender porque creo que son de suma importancia", valoró Arrechea.

Finalmente se le preguntó: Si usted debiera hacer un balance de la posición de la defensa; de su abogado y del resto de los letrados en este juicio ¿cómo la ve en relación a la de la fiscalía? "Veo nuestra posición muy bien porque está claro de que nosotros no debemos demostrar que somos inocentes", respondió. "Es la acusación la que tiene que acreditar que hay culpabilidad de algo y tipificar algún delito", indicó.

"Y en ocho meses de testigos, exposiciones y pruebas (documentales) no hay un solo elemento que pueda sostener una acusación. Para el Ministerio Publico Fiscal seria una obligación reconocerlo, pero yo no lo veo con ese animo sino mas bien como si fueran parte de la querella", sostuvo el empresario.

"Si los fiscales consideran que no hay merito para acusar no tienen que hacerlo, pero acá los veo casi como si fueran querellantes y no acusadores públicos. La realidad es que no se ha vislumbrado en estos ocho meses (de juicio) un solo elemento del que se pueda decir que con eso se puede cargar una imputación", insistió y concluyó Arrechea.

Tras la deposición de hoy del titular de la firma Áridos Fontana; una de las varias empresas que fueron investigadas por el cuestionado ex juez Ricardo Basílico le tocará el turno a los últimos seis testigos que quedan para ser oídos en el juicio y ya se ingresará a la etapa final que prevé los alegatos de los abogados, fiscales y querellantes, de los que a esta altura de las circunstancias se estima que en total ocuparan por lo menos un mes del debate.

Comentá la nota