La Mediterránea propuso bajar la presión impositiva en el país y mejorar el federalismo

El Ieral, de Fundación Mediterránea, propuso una reforma tributaria estructural progresiva que incluye devolver 20 por ciento del Impuesto a las Ganancias y 11 por ciento del IVA a las provincias, que el Impuesto al Cheque sea a cuentas del primer tributo mencionado, disminuir las retenciones y una parte a cuenta de Ganancias, así como un porcentaje de contribuciones patronales a cuenta de IVA.
Los técnicos del Ieral, de Fundación Mediterránea, plantearon las reformas económicas y fiscales que creen que Argentina y Córdoba necesitan del Congreso de la Nación ante quienes pretenden ocupar una banca por cuatro años. El economista Marcelo Capello abordó distintos aspectos, especialmente el esquema tributario y la redistribución de los recursos, y no dudó en asegurar que el "gran desafío fiscal es bajar la presión tributaria y mejorar el federalismo sin caer en default".

En cuanto a la redistribución de recursos, Capello expresó: "Es récord lo poco que distribuye la Nación a las provincias" y destacó que se incumple la garantía del 34 por ciento del artículo 7 de la Ley de Coparticipación Federal, que significaron 433 millones de pesos para la administración local.

En ese sentido, las jurisdicciones resignaron casi 5.000 millones de pesos por 20 por ciento del Impuesto a las Ganancias, 11 por ciento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), 15 por ciento de la coparticipación bruta, monotributo y cheque. El impacto para Córdoba fue de 2.354 millones de pesos el año anterior.

El escenario para este año es más que preocupante ya que las provincias tendrán un déficit fiscal primario y la Nación, superávit, pero en realidad sustentado por los fondos de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) ya que el Tesoro Nacional apenas está equilibrado; lo cual contrasta con lo que sucedía en 2003. "Esto significa que el Tesoro Nacional deberá tomar deudas durante 2009 por un monto similar a todos los vencimientos de deudas que existirán en el año (capital más intereses)", aclaró.

Respecto a la distribución discrecional, el economista consideró que podría devolverse a provincias parte de lo resignado a favor de Anses en el pasado, por ejemplo 20 por ciento de Ganancias

y/o 11 por ciento de IVA, y disminuir las transferencias más discrecionales. "Sería la misma plata, pero un cambio rotundo en materia política, ya no se dependería de la firma del funcionario de turno. Sería una gran contribución para una mayor autonomía provincial y un mejor funcionamiento del federalismo y la política", indicó.

Comentá la nota