"La ley de medios K es una de las vergüenzas más oprobiosas que va a vivir el país"

Jorge Pereyra de Olazábal anuncia su retiro político. Reparte críticas entre el Gobierno y la oposición, dice que en Argentina hay falta de libertad de negocios y que los empresarios callan para evitar represalias.
Hace pocos días, Jorge Pereyra de Olazábal sorprendió a propios y extraños con su renuncia a la presidencia de su partido, la casi extinta Ucedé, y el anuncio de su retiro de la política, "decepcionado", dijo, por el momento actual que pasa la actividad en el país. "La Biblia dice que si no hacés las cosas con alegría, no las hagas", sostiene ante Weekend este fiel representante del liberalismo vernáculo sobre los motivos que lo llevaron a abandonar "la pasión" que abrazó durante más de 40 años. Pero aclara: "No voy a dejar jamás la vida cívica y voy a estar siempre cerca de la actividad política del más alto nivel. Tengo el orgullo de haber hecho eso durante 40 años y haberlo hecho bien porque llegué a ser considerado el lobbista más importante de la Argentina. Eso no lo perdí y pretendo recuperarlo".

A juzgar por sus propias palabras, el retiro del heredero político de Álvaro Alsogaray más que a un "adiós", se parece a un "hasta luego".

Por lo pronto, se tomará un respiro. En 10 días viajará a la India para incursionar en el mercado de las piedras semipreciosas y el diseño de bijou siguiendo los pasos del ex jefe de gobierno español Felipe González, otro fanático de la gemología (la ciencia que estudia las gemas) a la que acaba de adscribir a sus 63 años el ex secretario de Industria y Comercio y de Asuntos Militares -entre otros cargos- del menemismo.

l ¿Por qué deja la política?

- Porque creo que la he conocido en el detalle máximo en los 43 años de política que llevo. Y con un dolor enorme porque mi amor por la vida es mi amor por la política. Estoy decepcionado en este momento. En Europa, por ejemplo, una persona que tiene una imagen del 14% renuncia en el acto, por dignidad. Ni siquiera digo eso, pero encima agredir, decir que van a profundizar el modelo rechazado por la sociedad y que se quiere venganza con el campo. ¿O no es que el presidente es el presidente de todos los argentinos?

l ¿Me dice que deja la política por causa de Kirchner?

- Es la suma de Néstor Kirchner y algunos líderes de la oposición que son la nada. Carrió se lo pasó denunciando, nunca le escuché un proyecto de país. Reutemann, ¿qué es? Otro mecánico igual que Scioli. Para Macri solo tengo palabras de recriminación. Prometió un proyecto de ciudad en el que no cumplió en nada e hizo la inversa de lo que prometió. Como administrador, es peor que los anteriores.

l Pero Macri y usted tienen, se supone, afinidades ideológicas...

- Justamente. Me hubiera encantado que la persona que tomó el campo de mis ideas, en lugar de hablar de fútbol durante dos años, hablara de ideas, que alguna vez hubiera mencionado a los Estados Unidos y el progreso. Si pasaste del 60% de los votos al 31% en dos años, algo no anda bien. Un mea culpa yo me haría.

l ¿Quién representa hoy las ideas liberales en la Argentina?

- Nadie. Es un campo que hoy queda vacío. El problema es que acá no queremos construir el país, queremos controlar el poder por un período determinado, un grupito de personas. Nuestros políticos miran la encuesta y ven qué les conviene decir y qué quieren escuchar los que no sabemos que son, porque cada vez los preparamos menos para usarlos más. Porque ¿donde están los planes de educación de Macri, de Scioli? ¡Miren los planes de Rodríguez Saá!

l ¿Sigue cerca de Rodríguez Saá?

- No lo veo seguido, pero le tengo respeto. En San Luis no hay una villa miseria, hay educación, tienen computadora los chicos más humildes y wi fi en toda la provincia.

l ¿Y de Duhalde que piensa?

- Creo que es uno de los pocos

hombres que puede encontrarle una solución a este país.

l Dicen que dejó la Ucedé porque se va a trabajar con él...

- Si Duhalde me llama...Siempre he creído que cuando un presidente, en este caso ex presidente, convoca, es un acto de cobardía decirle que no.

l ¿Le gusta Duhalde como candidato a presidente?

- No sé si candidato porque no sé si la gente vota pensando en las soluciones. Pero este país no sale con alguien que está aprendiendo, con alguien que ya fracasó o con alguien que no tiene las guts para enfrentar la crisis que él enfrentó con métodos con los que puedo no coincidir, pero fue la más profunda crisis argentina y salió. Se necesita mucha experiencia, mucha gente y una estructura fuerte y eso lo tienen los peronistas. Nadie más.

l Como liberal, ¿qué piensa de la ley de medios del Gobierno?

- Me parece una de las vergüenzas más oprobiosas que va a vivir el país. Ruego a Dios que el Congreso, que nos dio una satisfacción en tantos años (con el rechazo a la resolución 125), pueda darnos dos. Porque últimamente uno no sabe por qué perteneciendo a la oposición votan lo que pide el oficialismo. O mejor dicho, todos sabemos por qué, pero no tenemos el coraje de decirlo porque este es un país de miedosos. Basta con ver cómo cambian de vida.

l ¿Y los empresarios? Por qué se animan recién ahora a cuestionar al Gobierno?

- Los empresarios son parte de esta sociedad y para bailar el tango se necesitan dos. Jaime de alguien recibió monedas, ¿verdad? No digo nada, pero...

l Usted habla mucho con ellos. ¿Qué le dicen del Gobierno?

-¿Cree que alguno está contento con la situación que se vive hoy en el país? ¿Con que vamos a una híper si seguimos así? ¿Con que al campo lo citan, lo insultan y después le suspenden la entrevista? No pueden dormir, pero no muestran las ojeras... El empresario está muy preocupado con la situación económica, el aislamiento y la necesidad del Gobierno de insistir en el conflicto. Pero no lo puede expresar porque le cuesta problemas graves de falta de libertad de negocios.

l ¿Hay falta de libertad de negocios en la Argentina?

- Absoluta. Creo que soy una persona no votable porque digo la verdad.

l ¿Será que las ideas que usted predica no prenden en los argentinos?

- Las ideas que represento pasan por un muy mal momento en América Latina. Conozco lo que piensa el establishment americano de toda Sudamérica. Empezando por Chávez que quiere la guerra. ¿Por qué le molesta Colombia? Porque quiere destruir el narcotráfico y lo está destruyendo. Uribe es el presidente más popular de Sudamérica. Ahora, personas con el 14% de popularidad dicen que es una basura.

l ¿Argentina va a parecerse cada vez más a Venezuela?

- Dios quiera que no.

Comentá la nota