Medios: pese a sus propias fisuras, los K insisten en sacar rápido la ley

Medios: pese a sus propias fisuras, los K insisten en sacar rápido la ley
Mientras el oficialismo busca resolver su interna en el Senado, el plenario de comisiones recibió a organizaciones sociales y de derechos humanos. Bonafini, la más dura: "Sólo vemos fachos, fachos y fachos" en la TV. Otras pidieron cambios.
Mientras el kirchnerismo mostraba fisuras en su propio bloque de senadores entre quienes se mostraban permeables a los cambios y a estirar el debate y quienes no, el plenario de Comisiones recibió la opinión de diversas organizaciones sociales y derechos humanos sobre la iniciativa oficial. Algunas de ellas apuntaron en contra del organismo de control que pretende la Rosada. Y otras apoyaron el texto oficial y cargaron contra algunas corporaciones periodísticas.

El díscolo es el senador jujeño Guillermo Jenefes, quien, para nuevo disgusto de la Rosada, consideró como "muy probable" que el proyecto oficial tenga modificaciones porque "no es perfecto". No sólo eso. También descreyó que la Cámara esté en condiciones de debatir, y sancionarlo, el próximo 7 de octubre, como pretende el oficialismo.

Del otro lado, el senador bonaerense y presidente provisional del Senado, José Pampuro, negó las fechas de Jenefes y afirmó que la opinión mayoritaria del bloque oficialista es aprobar el proyecto "tal cual vino de la Cámara de Diputados" antes del 14. "Dado el trabajo que se viene haciendo en comisiones y la participación plena" de todos los sectores, el tema "comienza a agotarse", por lo cual la intención del oficialismo es llevarlo al recinto "el día 7 u 8 de octubre, es decir la semana que viene", dijo.

Lejos de las internas del kirchnerismo, el debate público del proyecto comenzó a media mañana con la presencia de un representante de emisoras radiales pequeñas y medianas de la provincia de Buenos Aires. Y siguió con voceros de entidades gremiales que manifestaron una posición favorable a la iniciativa.

Luego del cuarto intermedio dispuesto por Jenefes hasta las 15.30, las comisiones retomaron el plenario donde participan organizaciones civiles, tales como las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, el CELS, la Asociación de Derechos Civiles y el Cippec.

La titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, ofreció el tramo más polémico de la jornada al identificar el proyecto con "el derecho a la libertad" y sostener que quien "no está con esta ley, está con la dictadura sangrienta que secuestró a nuestros hijos".

Bonafini manifestó que en la televisión argentina actual "sólo vemos a fachos, fachos y fachos" y sostuvo que "las madres no vamos a aceptar que nos saquen a nuestros hijos".

En igual sentido el Centro de Estudios Legales ySociales (CELS) dio respaldo a la iniciativa oficial y su directora adjunta, Andrea Pochak, aseguró que "responde a todos los estándares que exige la organismos internacionales de derechos humanos".

Pochak dijo además que la propuesta oficial brinda "garantías en materia de transparencia", y luego de insistir en su apoyo, advirtió que CELS "monitoreará que se apliquen correctamente".

Por otro lado, la primera oradora de las organizaciones, Eleonora Rabinovich, de la Asociación de Derechos Civiles (ADC), apoyó el proyecto de ley, pero pidió modificar la integración de la autoridad de aplicación para convertir al organismo en "autónomo tanto del Gobierno (de turno) como de las empresas privadas".

En tanto, el titular del Centro de Implementación de Políticas Públicas para el Equidad y el Crecimiento (Cippec), Nicolás Ducoté, sugirió "cambiar el artículo 14 porque no ofrece garantías contra la indebida injerencia política".

El hombre del Cippec sostuvo además que, en materia de publicidad oficial, "hay un avance, pero no alcanza" y reclamó que el Estado asuma una "mayor responsabilidad en la distribución más equitativa de las pautas".

Comentá la nota