Ley de medios: la oposición cerró filas y dice que prolongará el debate

Ley de medios: la oposición cerró filas y dice que prolongará el debate
Buscan que el proyecto se vote en diciembre, con el Congreso renovado.
Los principales bloques de la oposición se unieron para resistir el intento del kirchnerismo de apurar el debate de la ley de medios, que comenzará a tratarse hoy en un plenario de tres comisiones de la Cámara de Diputados.

Representantes de seis bloques dieron a conocer ayer su postura en una conferencia de prensa conjunta, en la que rechazaron la idea del oficialismo de limitar la discusión del proyecto del Gobierno -que reúne 157 artículos- a tres audiencias públicas que se realizarán durante la semana próxima. Y también objetaron puntos centrales de su contenido. Entre ellos, el poder que se le concede al Poder Ejecutivo como autoridad de aplicación, la revisión de las licencias cada dos años y el ingreso de las empresas telefónicas.

"Es inaceptable que el Gobierno haya puesto el proyecto en debate fuera del Congreso durante seis meses y ahora venga a decirnos que los legisladores solo tenemos una semana para discutirla", sostuvo la radical Silvana Giúdici, quien llevó la voz cantante por ser la única opositora en presidir una de las tres comisiones donde se debatirá el proyecto, la de Libertad de Expresión. Las otras son las de Comunicaciones -que funciona como cabecera- y Presupuesto, que son presididas por los kirchneristas Manuel Baladrón y Gustavo Marconato.

Giúdici se hizo eco del reclamo opositor para que el proyecto sea girado a más comisiones y recordó que los dos primeros proyectos de medios que presentó la oposición durante el kirchnerismo "fueron el de Margarita Stolbizer (entonces de la UCR), que se envió a seis comisiones, y el de Lucrecia Monteagudo (PI), que fue a siete".

En el encuentro participaron 24 legisladores en representación de la UCR, la Coalición Cívica, Unión-PRO, Consenso Federal (cubismo), Unión Peronista (PJ disidente, ligado a Felipe Solá) y Memoria y Democracia, el monobloque de la periodista cordobesa Norma Morandini.

Como primera acción de su estrategia de resistencia, se dio aval a la decisión de Giúdici de convocar en forma autónoma a la comisión que preside para hoy a las 9, para fijar un cronograma alternativo que sus miembros llevarán al plenario, que comenzará una hora más tarde. Allí, la oposición está en minoría -9 miembros sobre 23-, pero trascendió que igual propondrá que se amplíe el tiempo de consultas y se extiendan las audiencias a todo el país.

De hecho, el objetivo de máxima es que el tema no llegue al recinto, para ser votado, hasta después de la renovación del Congreso, en diciembre, cuando asuman los legisladores electos el 28 de junio y el oficialismo pierda la mayoría.

"No se trata de corregir comas o giros idiomáticos", ironizó a su turno Oscar Aguad, jefe de la bancada radical, en alusión a la insinuación del oficialismo de que aceptará cambios para atraer aliados. Y argumentó: "Se trata de frenar el peligro que significaría que este Gobierno maneje los medios de comunicación de la Argentina para alimentar su proyecto de poder político y económico".

En el mismo sentido se expresó Federico Pinedo, jefe del bloque PRO. "No se trata de votar una ley a la medida de los políticos, sino de garantizar la libertad de expresión de la gente para que pueda criticar a los políticos a quienes votó" Y acusó al kirchnerismo de querer "apropiarse de la libertad de expresión".

Por la Coalición Cívica, Elsa Quiroz dijo que "al Parlamento le asiste el derecho de tener un debate en tiempos razonables". El peronista disidente Jorge Sarghini sostuvo que "vamos a hacer los esfuerzos para reunir al resto de la oposición". El cobista Daniel Katz opinó que "si se buscaba la desconcentración, esta ley apunta a todo lo contrario". Mientras que Morandini dijo que "el Estado debe regular, pero no controlar a los medios".

Comentá la nota