Ley de medios K: el oficialismo firmó el dictamen sin cambios y la oposición denuncia presiones de Kirchner

El kirchnerismo cerró la discusión y consiguió las firmas necesarias para llevar el proyecto sin cambios al recinto. Se tratará el próximo viernes. Según el jefe del radicalismo, Néstor Kirchner ejerció "presión directa" sobre el senador Jenefes y otros legisladores.
El oficialismo firmó este mediodía el dictamen sin modificaciones para enviar al recinto el proyecto de ley de medios K, que tiene media sanción de Diputados. Ya lo había anunciado anoche, cuando aún restaban oradores en el plenario de comisiones. La UCR denunció que el ex presidente Néstor Kirchner ejerció "presión directamente" sobre el senador jujeño Guillermo Jenefes y otros legisladores.

Los senadores kirchneristas firmaron el dictamen luego de escuchar nuevamente al interventor del COMFER, Gabriel Mariotto, y al titular de la Comunicación Nacional de Comunicaciones (CNC), Ceferino Namuncurá. El jefe del bloque K, Miguel Pichetto, anunció que será tratado en el recinto el próximo viernes.

Esta última jornada de debate del plenario de comisiones se dio con la discusión cerrada por el oficialismo. El senador radical Gerardo Morales afirmó hoy que "le consta" que Kirchner ejerció "directamente presión" sobre el gobierno de Jujuy para lograr que el legislador de esa provincia Guillermo Jenefes habilite el tratamiento, y que habría tenido idéntica actitud con otros legisladores.

Finalmente, Jenefes, quien la semana pasada había planteado reparos hacia el proyecto que llegaba con media sanción de Diputados, firmó el dictamen de mayoría, aunque con algunas disidencias parciales.

"El esquema de presión del Gobierno está a la orden del día", denunció Morales sobre este giro. Y advirtió que "esta actitud de no querer mover una coma del proyecto desnuda la verdadera intención del oficialismo: acá Néstor Kirchner quiere controlar los medios de comunicación", lanzó.

Morales sostuvo que luego del abrupto cierre del debate sobre el proyecto logrado anoche por el oficialismo en el Senado, no tendría sentido concurrir a nuevas reuniones por la cerrada negativa del oficialismo a admitir cambios.

No obstante, en declaraciones a radio Continental, destacó que "no hay que darse por vencido" y subrayó que se está acordando con el socialista Rubén Giustiniani y sus pares de la Coalición Cívica y del Interbloque Federal para lograr introducir "al menos cinco o seis modificaciones" al proyecto oficial.

Anoche, al final de la sexta jornada en el plenario de comisiones, Pichetto había adelantado que el oficialismo iba a firmar el dictamen hoy a pesar de que aún no se había agotado la lista de expositores . Le replicó el jefe del bloque de la UCR, Ernesto Sanz, quien denunció a viva voz que se estaba dando un corte intempestivo al debate en comisión.

"No han sido en vano estos debates, pero tenemos un 50 por ciento de invitados que no han comparecido", se quejó Sanz, pero el apuro del oficialismo pudo más.

Comentá la nota