Medios: el oficialismo acepta cambios y se esperanza con sumar aliados

Iniciará hoy una ronda de consultas con los bloques de la oposición dispuestos a dar el debate. Luego, los diputados K definirán la dimensión de los cambios con Mariotto
La mecánica que le sirvió para aprobar la prórroga de las facultades delegadas le dejó al oficialismo una enseñanza que planea volver a aplicar para el proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual: pedir a los posibles aliados un escrito con las modificaciones que pretenden. Ese es el proceso que el bloque kirchnerista iniciará hoy en la Cámara de Diputados, para luego definir con la Casa Rosada hasta dónde pueden llegar las modificaciones al texto enviado por el Ejecutivo. La aspiración de máxima de la bancada que conduce Agustín Rossi es sumar a los diez diputados del Partido Socialista, aunque ese escenario aparece complejo.

"Queremos sumar una mayoría sólida. Y esa mayoría necesita modificaciones. Así que vamos a intentar que nos den el OK para poder hacerlas", confió en diálogo con El Cronista una diputada de la primera línea del bloque K, al frente de las negociaciones. La flexibilidad oficial gira sobre dos puntos del texto. El artículo 14, que estipula la integración de la Autoridad de Aplicación de la ley; y el 40, que contempla una revisión bianual de las licencias.

El espacio de centroizquierda al que el oficialismo espera seducir tiene propuestas variadas para la Autoridad de Aplicación. El ex kirchnerista Miguel Bonasso pretende que ese organismo dependa del Congreso, y no –como figura en el texto oficial– de la Casa Rosada. El bloque de Eduardo Macaluse, Solidaridad e Igualdad, pidió sumar un miembro más a los cinco previstos para ese cuerpo y que el director surja del sector académico. El Partido Socialista procura que, en su constitución, la Autoridad de Aplicación respete el sistema federal y sume a organizaciones de la sociedad civil.

La bancada oficialista les pedirá a cada uno de ellos que presente esas propuestas por escrito, para analizarlas antes del viernes con el interventor del Comfer, Gabriel Mariotto. "Vamos a cambiar, pero queremos que detallen qué es lo que piden", explicaron en el bloque. La vicepresidenta primera de la Cámara, Patricia Vaca Narvaja, se expresó en el mismo sentido. "Si es necesaria alguna mejora (en la Autoridad de Aplicación) para darle mayor credibilidad, estamos dispuestos a buscar consensos para mejorar el proyecto", aseguró en declaraciones a lanacion.com.

Respecto de la revisión de las licencias, el oficialismo dejó trascender su intención de ajustar la redacción del artículo para que quede explicitado que lo que plantea el texto es una verificación técnica que no alcanzaría a las potestades de los permisos, que –según prevé la ley– se renovarán cada diez años.

Luego de que el gobernador santafesino, Hermes Binner, apoyara ayer la discusión del tema con la composición actual del Congreso, el oficialismo se esperanzó con sumar el apoyo de los diez legisladores socialistas en la Cámara baja. "Es importante que se modifique esta vieja ley que no refleja la realidad que deberíamos tener", consideró el mandatario en declaraciones a radio Continental; quien sin embargo advirtió también que el debate debe ser "amplio, en todo el país, en todos los sectores ligados a las comunicaciones".

En sintonía, en el bloque de diputados socialistas aseguraron a este diario: "Queremos debatir el tema y votaríamos una ley de medios que no fuese tan funcional al Gobierno". El kirchnerismo ya sondeó a la bancada que conduce Silvia Ausburger, pero una de las modificaciones que reclama el socialismo no está en discusión según los límites que se fijó el propio Gobierno: el ingreso de las telefónicas al mercado.

Comentá la nota