Ley de Medios K: negocian apoyo con normas económicas

Los operadores K ofrecen a los gobernadores los beneficios de la nueva Ley de Responsabilidad Fiscal para conseguir votos a la Ley de Radiodifusión
La política, la economía y el calendario prometen un cóctel difícil de asimilar. Al sacudido escenario parlamentario que dejaron las elecciones, la llegada de los últimos meses del año le agregará el paquete de leyes económicas vital para el tercer año de mandato de Cristina Fernández de Kirchner, que el Gobierno ya negocia con las provincias. El presupuesto 2010, la prórroga de impuestos que vencen este año y la suspensión de algunos artículos de la Ley de Responsabilidad Fiscal verán así sus destinos soldados a los consensos que el Ejecutivo nacional pueda arrancarles a los gobernadores. Incluso el controvertido proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual podría quedar encerrado en ese cúmulo de tira y aflojes que la Casa Rosada y los mandatarios provinciales protagonizarán hasta el 10 de diciembre.

En Balcarce 50 saben que para la mayoría de los gobernadores la iniciativa legislativa para reemplazar a la actual Ley de Radiodifusión carece de atractivo. Por ello, funcionarios con despacho en Gobierno buscan tentar a los mandatarios provinciales con otras iniciativas que faciliten los consensos en torno del proyecto de Comunicación Audiovisual.

La intención del conductor del bloque kirchnerista en Diputados, Agustín Rossi, confirma ese escenario. "Yo quiero tres sesiones de acá a diciembre: comunicación audiovisual, presupuesto y prórroga de impuestos", aseguró a este diario días atrás. ¿La suspensión de Responsabilidad Fiscal para permitir a las provincias endeudarse? Es una carta de negociación importantísima. Un deseo de los gobernadores que, hasta ahora, fueron los encargados de conseguir los consensos necesarios para su aprobación. En los próximos días, el destino de la iniciativa dependerá del oficialismo.

Ese texto, que ya ingresó a la Cámara baja, fue redactado y negociado por la mendocina Patricia Fadel, una de las espadas del bloque K. A pedido del gobernador Celso Jaque, logró la venia del Ministerio de Economía y de Rossi para avanzar con la iniciativa que contempla dejar sin efecto este año y el próximo la prohibición para emitir deuda por un valor superior al 15 por ciento de los ingresos corrientes; la imposibilidad de cerrar el año con déficit financiero, y una mayor flexibilidad para poder trasladar recursos destinados a gastos de capital (obras de infraestructura e inversiones) a gastos corrientes.

A esa concesión, Ministerio de Economía prevé agregar un esquema de reestructuración de la deuda que las provincias mantienen con la Nación; que llegaría a la posibilidad de suspender los vencimientos de capital e intereses que los gobernadores deben afrontar antes de fin de año.

Esa es la combinación que, para la Casa Rosada, tentará definitivamente a los mandatarios provinciales. Esas fichas, sin embargo, no están todas apostadas a la discusión por la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Es que, antes de diciembre, también estarán en juego el presupuesto 2010 y las prórrogas del impuesto al cheque y a las ganancias que los bloques kirchneristas en la Cámara de Diputados y el Senado quieren cerrar antes del recambio parlamentario que dejará al oficialismo reducido a ser la primera minoría legislativa. Así lo aseguró en diálogo con El Cronista uno de los principales operadores kirchneristas –encargado por estos días de la relación entre el Ejecutivo y las provincias–, quien sostuvo que el proyecto de Ley de Presupuesto 2010 ingresará a la Cámara baja el viernes 11, aun cuando el la Casa Rosada tiene plazo hasta el martes 15 para enviarlo.

En medio del apuro, el Gobierno anticipa una reedición del debate que cada fin de año se da entre oposición y oficialismo en el Congreso, siempre sobre la forma en que la Casa Rosada calcula los recursos con los que contará en el próximo período. Entrarán en ese combate las previsiones de recaudación por retenciones a las exportaciones agropecuarias que, según trascendió, el Ministerio de Economía estimó para 2010 en el mismo nivel que para el presente año. Es decir, sin cambios al nivel actual de retenciones a las exportaciones agrícolas.

Comentá la nota