Ley de medios: sin modificaciones, el oficialismo intentará emitir dictamen la próxima semana

Ley de medios: sin modificaciones, el oficialismo intentará emitir dictamen la próxima semana
El Gobierno nacional bajó en las últimas horas una orden clara a sus senadores para que eviten realizar nuevas modificaciones al proyecto de ley de Medios que se sancionó en Diputados, y avancen en las comisiones para obtener el dictamen la próxima semana.
Si bien la posibilidad de introducir variantes continúa latente por la presión opositora, la estrategia oficial sigue siendo mantener el proyecto como llegó, sacar dictamen la próxima semana y probar suerte en el recinto el 7 de octubre.

Así lo confirmó el jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, en declaraciones a la prensa, y detalló que su espacio intentará firmar el dictamen de mayoría "el próximo viernes" y luego sesionar "el 7 u 8 de octubre".

El argumento del oficialismo para llegar al recinto en esa fecha es demostrar que no hay "problema" con que el vicepresidente Julio Cobos encabece la sesión, ya que esa semana volverá a la titularidad del Senado, tras el viaje de Cristina Kirchner.

El ex presidente Néstor Kirchner citó el jueves por la noche a la plana mayor del conglomerado oficialista en la Residencia de Olivos, donde habría bajado la orden de mantener la columna vertebral del proyecto.

Lo mismo había hecho horas antes la presidenta Cristina Kirchner para con sus legisladores: votar sin cambios la ley que se sancionó en la Cámara baja y en el menor tiempo posible.

"Vamos a trabajar la próxima semana de manera exhaustiva y detenida, y vamos a ver si realmente se justifica algún cambio, si es que es imprescindible o necesario en el articulado de la ley, o si hay algún error", subrayó el legislador rionegrino en declaraciones radiales.

Más enfático y preciso, el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Nicolás Fernández, resaltó que no se han "escuchado (en el plenario) argumentos que superen los aportes hechos en Diputados".

"La idea hasta acá es que no hay argumentos para que el proyecto deba sufrir modificaciones por algún defecto o cuestión no deseada", señaló Fernández a Noticias Argentinas.

A su vez, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se corrió del debate y pidió que "sea el Congreso el que se expida" sobre la norma.

"Si no se hacen modificaciones me parece bárbaro y si se hacen porque (los legisladores) están de acuerdo, me parece bárbaro también", afirmó Fernández en declaraciones radiales, y destacó que lo más importante "es la vocación" de debatir.

Una de las principales resistencias oficiales pasa por la "complicación" que significaría cambiar artículos, ya que la ley debería volver a Diputados para ser votada nuevamente y se extendería el debate más allá del plazo que fijó el Ejecutivo.

En la oposición mantienen los reclamos para que se permitan cambios en el proyecto, aunque algunos senadores del PJ disidente ya arriesgan que el kirchnerismo "no va a dar lugar" a modificaciones en los dos puntos más controvertidos.

Esos son el de la autoridad de aplicación y el artículo 161, que fija el plazo de un año para que los medios se deshagan de licencias y se pongan a tono con la norma.

El senador radical por La Pampa, Juan Carlos Marino, le reclamó al oficialismo que piense "con el corazón argentino y no con el corazón partidario" y permita cambios en el proyecto oficial de medios, para no "defraudar a la sociedad".

"Ojalá haya cambios y podamos votar a favor, no me gustaría que se defraude la sociedad argentina", subrayó el senador pampeano.

Un poco más pesimistas, senadores justicialistas disidentes afirmaron por lo bajo que "a los sumo" el kirchnerismo podría hacer cambios "mínimos" en el texto, sin tocar los artículos polémicos que reclama la oposición.

Comentá la nota