Ley de medios: Jenefes instó a que el Senado no sea "una escribanía"

Advirtió que si se aprueba como está, habrá una ola de planteos judiciales.
"Sería una pena que el Senado cumpla el rol de una escribanía", dijo ayer el senador oficialista Guillermo Jenefes, al instar a que "se revisen algunos artículos polémicos y otros que generan dudas o inseguridad jurídica" de la ley de medios que se debatirá el viernes en la Cámara Alta. Además, alertó que "si la ley sale tal como está, va a provocar una serie de planteos judiciales a lo largo y a lo ancho de la Argentina".

Jenefes confirmó que votará a favor de modificar "varios artículos de la ley" durante una extensa entrevista que concedió al Canal 7 de Jujuy, perteneciente al grupo que el senador administra. "Yo voy a ser firme en mis convicciones, como dice nuestro ex presidente (por Néstor Kirchner) y voy a ser un respetuoso de los derechos de propiedad de cada uno de los medios", sostuvo, al recordar que firmó el dictamen de mayoría "en disidencia parcial".

La firma de Jenefes resultó decisiva para el kirchnerismo obtuviera despacho de mayoría, con lo justo, en tres de las cuatro comisiones que discutieron el proyecto. El senador jujeño preside una de ellas, la de Medios y Libertad de Expresión, que funcionó como comisión de cabecera del plenario. Con todo, al anunciar su postura adelantó su discrepancia con los puntos que vulnerar los derechos adquiridos. Su postura es compartida por otros senadores oficialistas que podrían sumarse a la del arco opositor para desechar algunos de los artículos cuestionados. De ser así, la ley volvería a Diputados para su sanción definitiva.

Un artículo que suma apoyos para ser reformado es el que establece un año de plazo para desprenderse de licencias legales que queden fuera de la norma.

Sobre la ley, Jenefes sostuvo que "fue dictada por tecnócratas que han planteado una radiodifusión ideal, y muchas veces lo ideal no tiene sustentabilidad económica". Luego opinó que el texto que ya tiene media sanción "no es viable, y por eso vamos a tener que discutir aspectos que hagan viable el sostenimiento de los distintos actores de la radiodifusión".

Sobre el trámite legislativo, indicó que "se ha hecho un gran debate ideológico, pero no se ha hecho un debate de contenidos". Y analizó que "hoy tenemos un 10% de medios legales y un 90% de medios que se encuentran por fuera de la ley. Esto no fue responsabilidad de quienes hicieron la historia de la radio, la televisión y el cable en la Argentina. Para ellos vaya mi firme reconocimiento". Explicó además que "hay derechos adquiridos siempre y cuando se hayan planteado a la luz de la aplicación de la ley 22.285 y sus modificatorias".

Al referirse al conexto político del debate, se pronunció a favor de desterrar el "falso concepto de que con la ley de medios se solucionan todos los problemas del país". Alegó que "es una ley que va a regular los medios audiovisuales y de ninguna manera va ser una solución al grave problema que tiene la Argentina en materia económica y de exclusión social".

Para justificar su apoyo al despacho de mayoría, aún a pesar de sus gruesas diferencias con el texto, precisó que "yo no podía ser el chico caprichoso que, si se estaba jugando un partido y era hipotéticamente el dueño de la pelota, si el resultado no me gustaba llevar a la pelota a mi casa y el partido no terminara".

Y remató con un ruego: "Apelo a Dios para que no sea mi voto el que provoque un gran estrépito para uno o para otro lugar. Espero que existan senadores suficientes para que puedan ellos resolver ya sea si la ley se revisa o si la ley no se revisa".

Comentá la nota