Ley de medios: al final, el socialismo también votará a favor en el Senado

Más allá de la pelea de Reutemann y Binner, Rubén Giustiniani adelantó que votará a favor del proyecto K. Aunque objeta dos artículos: el que obliga a los medios a desprenderse de sus licencias en un año (pide que se eleve a tres) y la conformación de la Autoridad de Aplicación.
Tal como lo hicieron los diputados de su partido, Giustiniani ratificó que suma su voto al kirchnerismo en el Senado, aunque para la votación en particular se opondrá a dos artículos de los 170 que tiene el proyecto.

Uno de ellos es la cláusula de desinversión, que fija el exiguo plazo de un año para la "adecuación" a la nueva ley. Es decir, para que las empresas se desprendan de las licencias que ya no podrán poseer (un canal de aire y otro de cable, por ejemplo), clave para la seguridad jurídica de las inversiones.

La postura de Giustiniani en este artículo es similar a la que ya adelantaron en privado algunos miembros de la bancada kirchnerista, y alienta las esperanzas opositoras en que el proyecto sea modificado y vuelva en segunda revisión a la Cámara de Diputados. También se cuestiona la conformación de la autoridad de aplicación de la ley, donde el Gobierno tendrá mayoría.

Para la votación "en general" el kirchnerismo, con la ayuda de aliados, tiene prácticamente asegurados los votos.

Giustiniani aseguró que los legisladores del socialismo "estamos con una absoluta tranquilidad" de que su voto a favor del proyecto gubernamental se resolvió "en función de los intereses del país", pues "el socialismo no ha canjeado nunca un voto por ninguna otra cosa".

En declaraciones a radio Continental, el senador respondió así sobre las fuertes críticas que recibió de opositores, entre ellos el senador justicialista disidente Carlos Reutemann, que expresaron sospechas de que el voto positivo del socialismo hubiera sido efectuado a cambio de alguna prebenda o presión oficial.

"Se ha hecho a conciencia de que es positivo para el país. En ese sentido, estamos con absoluta tranquilidad de que es una resolución que ha tomado el Partido Socialista. Nos podemos equivocar o podemos acertar, pero la consideración para tomar la decisión ha sido en función de los intereses del país y la sociedad. Nunca el socialismo ha canjeado un voto ni sus posiciones por ninguna otra cosa", indicó.

El senador afirmó que va a "cuestionar dos artículos que son los que vamos a intentar modificar en el Senado: el primero es el que habla del órgano de aplicación, que debe ser independiente, no debe pertenecer al Poder Ejecutivo nacional y debe tener una constitución más amplia". "El segundo aspecto -continuó-, es el año que determina para adecuarse a la ley. En diputados planteamos que sea de tres años, como lo vamos a sostener en el Senado".

Comentá la nota