Ley de medios: Cobos pidió que vaya a cinco comisiones del Senado

Desafió una instrucción de la Presidenta para que sea girado a sólo dos. El vice busca así instalar su posición en favor de ampliar el debate tras la media sanción en la Cámara baja. Desde el oficialismo salió a cruzarlo Pichetto: "Es un acto de discrecionalidad", dijo.
El vicepresidente Julio Cobos instruyó al secretario Parlamentario del Senado, Juan Estrada, para que gire a cinco comisiones el proyecto de radiodifusión, si la sanción de Diputados llega a la Cámara alta antes que la presidenta Cristina Fernández viaje a los Estados Unidos.

Pero si el texto aprobado en Diputados no ingresa durante la jornada de hoy, la orden de Cobos se convertirá en una expresión de deseos. El vuelo que llevará a Cristina a Nueva York está previsto para mañana a las 20 y a partir de ese momento y por una semana (lo que dura el viaje de la Presidenta) Cobos quedará a cargo del Ejecutivo y el Senado en manos de José Pampuro, en su carácter de Presidente Provisional de la Cámara.

En sintonía con la postura del bloque radical, Cobos quiere que la ley de medios sea girada a las comisiones de Presupuesto y Hacienda, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, Asuntos Constitucionales, Educación y Cultura, y Derechos y Garantías. Así lo confirmó, un funcionario cercano a los periodistas parlamentarios.

Esta jugada de ayer busca molestar al Gobierno y fijar posición en contra del proyecto de radiodifusión. Pero además, Cobos hizo público -un par de horas después- un documento de tres carillas que lleva por título: "Alguien tiene que ceder; La hora de un gran consenso" (ver "Un documento...). Es otro hecho que irritará aún más al poder.

La mayor exposición del vicepresidente acentuada en pleno debate por la ley de radiodifusión, ha puesto los pelos de punta al Gobierno. La semana pasada, el Jefe de Gabinete Aníbal Fernández cruzó duro a Cobos, a quien le volvió a pedir la renuncia.

Y ayer, el jefe del bloque K de senadores Miguel Pichetto, se apresuró a criticar al vicepresidente por su intención de girar a cinco comisiones el proyecto de radiodifusión. "Los giros -dijo Pichetto- del presidente de la Cámara debe fundarlos sobre la competencia de cada comisión y el tema a debatir". Y aclaró que "el giro correcto sería a la Comisión de Comunicaciones y Libertad de Expresión y, porque tiene gastos específicos, a la de Presupuesto, lo cual sería repetir el escenario de la Cámara de Diputados", apuntó.

Pichetto también se mostró confiado sobre la relación de fuerzas en el Senado: "Vamos a tener 37 o 38 votos propios. Pero es posible que se sumen otros senadores", dijo, por los dos fueguinos y Rubén Giustiniani, ya que el bloque socialista votó a favor en Diputados.

En tanto, el presidente de la Cámara baja, el kirchnerista Eduardo Fellner pidió que no se generen "suspicacias ni acciones intencionales. "Queremos ser muy prudentes dentro de la rapidez que esto necesita, se girará la sanción al Senado y Cobos o Pampuro tendrán que cumplir el reglamento", aseguró.

Enseguida Fellner dio a entender que la media sanción de la ley de radiodifusión será girada la semana próxima. "Para pasar en limpio -dijo- el proyecto con la media sanción hay que incorporar más de 200 modificaciones" realizadas en la Cámara baja.

Los funcionarios de la Secretaría Parlamentaria de Diputados señalaron que una norma tan voluminosa -166 artículos escritos en 150 carillas- tiene un tratamiento similar al del Presupuesto.

Sucede que además la mayoría oficialista decidió incluir en el texto de la ley las anotaciones ubicadas al margen del texto. Según los especialistas oficiales, el único antecedente de una ley con anotación es el Código Civil redactado por Dalmacio Vélez Sársfield en 1869.

Sobran motivos entonces para imaginar que pasará el fin de semana y a Cobos le toque atender los asuntos del Gobierno y a José Pampuro los del Senado.

Como es obvio, Pampuro girará esta proyecto a dos comisiones presupuesto y Hacienda y Sistemas, Comunicaciones y Libertad de Expresión, como dispuso la Presdienta y Cobos desafió.

Comentá la nota