Medios: cambian dos senadores K para asegurar el dictamen

El jefe del bloque, Miguel Pichetto, apeló a "razones humanitarias" al justificar los cambios. Mariotto defendió el proyecto y hoy siguen las audiencias
El kirchnerismo cambió la composición de dos comisiones en el Senado de la Nación donde se debate el proyecto de ley de medios.Con la incorporación del neuquino Marcelo Fuentes (en lugar de la misionera Elida Vigo en Medios de Comunicación), del entrerriano Pedro Guastavino y el santacruceño Nicolás Fernández (por Vigo y el cordobés Roberto Urquía en Industria y Comercio), el oficialismo se aseguró las firmas para el dictamen de mayoría en esas comisiones donde tenía problemas.

Para el radical Gerardo Morales se trató de un "cambio en las reglas de juego". Para el peronista Miguel Pichetto, jefe del bloque K, se debió en cambio a "causas humanitarias". En esos términos se produjo, ayer, el cruce entre el opositor y el oficialista por el reemplazo de los senadores justicialistas Vigo y Urquía en dos de las cuatro comisiones en que se sustancia el debate de la ley de medios que impulsa el gobierno nacional. Las otras dos comisiones son Medios de Comunicación y Asuntos Constitucionales.

Si bien Vigo es considerada tropa propia por los K, en el caso del empresario aceitero -quien ya votó en contra las retenciones móviles- había dudas sobre su voto. "No era contabilizado como parte de los 37 votos" que la conducción del bloque dice tener para sancionar la ley tal como fue girada desde Diputados, admitió una fuente K a El Cronista.

La discusión se zanjó luego de que Pichetto mostrara a pedido de Morales la carta de renuncia de Urquía a todas las comisiones que integraba.

Según las fuentes consultadas, los dos legisladores tienen serios problemas de salud, pero en el caso del cordobés, quien deja su banca a fin de año, su decisión también puede leerse como una forma de eludir presiones luego de que como empresario aceitero y cordobés se sintiera en la misma situación al debatir la resolución 125.

A las críticas y la discusión, que sacaron de cauce a la primera audiencia, se habían sumado además el puntano Adolfo Rodríguez Saá (insistió en que hubo "cambio en las reglas de juego"); la ex kirchnerista rionegrina María José Bongiorno (denunció que tras alejarse del bloque K intentaron desplazarla de la comisión de Derechos y Garantías) y el peronista chubutense Marcelo Guinle (replicó que las designaciones en las comisiones se hacen en los bloques, como práctica parlamentaria habitual, y acusó a la oposición de intentar "echar un manto de sospecha") . Cuando se presentó este cambio, el titular del Comfer, Grabiel Mariotto, llevaba ya más de siete horas respondiendo preguntas de los senadores. Como era de esperar, el funcionario defendió la media sanción de la Cámara Baja pero pasó algunos sobresaltos o al menos le costó contestar o ‘escuchar‘ algunas preguntas. Admitió, tras la insistencia de Morales, que el gobierno nacional adjudicó en una contratación "en forma directa" la "transmisión satelital" de los partidos de fútbol del torneo local de la AFA a la empresa ‘La Corte‘. No obstante, consideró "suficiente" el año de plazo para que "los monopolios y oligopolios puedan adecuarse" a los requisitos que establece la norma y afirmó que en el texto propuesto se "garantiza la pluralidad" de la autoridad de aplicación.

Otra queja de los radicales fue para el presidente del Sistema de Medios Públicos, Tristán Bauer. Denunciaron que, durante la transmisión realizada por Canal 7, la intervención de este funcionario fue completa, pero "cuando hablaron los opositores aparecieron elefantitos y jirafas". Después, el cineasta respondió que desde el canal estatal se le había informado que el debate se transmitió completo desde las 10 hasta el corte del mediodía y, luego, se realizaron cuatro flashes.

Hoy, a partir de las 10, continuará la ronda de invitados. Se anunció la participación de ocho entidades, entre ellas, la Asociación de Radiodifusoras Argentinas (ARPA), La Coalición por una Radiodifusión Democrática, la Federación de Radio Comunitarias y la Confederación de Radios Argentinas (Corameco).

Comentá la nota