Medios: cambian el proyecto de ley pero se mantiene el control oficial

Las telefónicas no podrán participar en el mercado de la televisión por cable
En un giro inesperado, el Gobierno dio marcha atrás y prohibió que las empresas telefónicas puedan ingresar en el mercado de la televisión por cable, tal como establecía el proyecto de ley de medios que el Poder Ejecutivo envió al Congreso.

La encargada de anunciar tal concesión fue la presidenta Cristina Kirchner, con una decisión que tomó por sorpresa a propios y ajenos. Fue durante una conferencia de prensa, en la que sólo se permitieron preguntas a la jefa del Estado sobre el proyecto de reforma de la ley de radiodifusión.

Cristina Kirchner presentó la eliminación de las telefónicas como la "objeción fundamental" que había tenido el debate en la Cámara de Diputados, al que calificó como "inédito", y dijo que consideraba necesario quitar las "excusas" para que el proyecto se aprobara. "De esta manera vamos a desterrar cualquier duda sincera que legisladores puedan haber tenido de que la presencia de las telefónicas podría generar un nuevo monopolio, y desterrar también las excusas que les pueden haber servido a otros", consideró.

Después de once preguntas, ratificó gran parte del proyecto oficial. Es más: antes de conceder que las empresas telefónicas no participen en el mercado, defendió la decisión original de su Gobierno que, en el anteproyecto, les permitía el ingreso en el negocio. "Lo habíamos propuesto porque tiene que ver con la convergencia tecnológica, la cual en algún momento se va a dar; es inexorable y [negarlo] sería intentar ocultar el sol con las manos", afirmó.

La Presidenta sostuvo que el artículo que establece una revisión cada dos años de los licenciatarios se aplicará sólo como un control sobre las nuevas tecnologías y consideró "inadmisible" que el Gobierno lo aplique con otros fines. "Tengo entendido que se han superado todas las diferencias o todos los temores que había de que esto significara un contralor, inadmisible, cada dos años, de una licencia otorgada", dijo.

Además, defendió que la ley se tratara bajo la actual composición del Congreso y lo comparó con el debate, en unos días más, del proyecto de presupuesto para el año próximo. La jefa del Estado respaldó, además, la integración de la autoridad de aplicación de la norma, con mayoría oficialista, que es otro de los grandes cuestionamientos a la iniciativa que hacen los medios y la gran parte de la oposición. Eso sí. Sobre este punto, la Presidenta dejó abierta la posibilidad de introducir más cambios. "Se está discutiendo todavía con distintas agrupaciones en el Congreso cómo se va a integrar, de manera tal que todos tengan la certeza que van a tener participación las minorías parlamentarias y que no va a haber un uso no institucional de esas facultades", aclaró.

El Gobierno, en su proyecto, establece que será integrada por cinco miembros, tres del Poder Ejecutivo y dos en representación de la segunda y tercera minoría parlamentaria que designará una comisión bicameral. Esa será, incluso, la próxima batalla legislativa de la oposición y donde el Gobierno accedería a hacer modificaciones. Una de las posibilidades es que el cuerpo se amplíe a siete miembros: dos por el Ejecutivo, tres por el Congreso y otros dos representantes de las provincias.

Aunque se mostró predispuesta a responder, en más de una oportunidad la jefa del Estado optó por esquivar las respuestas o tergiversar las preguntas. Dijo, por ejemplo, que la autoridad de aplicación estaría integrada por un Consejo Federal compuesto por representantes de todas las provincias, cuando el proyecto establece que las decisiones de ese consejo no tendrán carácter vinculante.

Ante una pregunta de LA NACION, Cristina Kirchner descartó que en el proyecto se contemple la regulación de la pauta oficial, uno de los aspectos centrales que integran los 21 puntos que elaboró la Coalición para una Radiodifusión Democrática, sobre los que se basó el proyecto del Gobierno. La Presidenta anticipó que se incorporará en la iniciativa la obligación de los medios de informar cuánta pauta oficial reciben, una información, que actualmente es pública. Concretamente, LA NACION le leyó a la Presidenta lo que establece el punto 3 de la Coalición. "Estará prohibida por ley la asignación arbitraria o discriminatoria de publicidad oficial", sostiene el texto. "La adjetivación de asignación arbitraria corre por cuenta suya y la respeto", contestó Cristina Kirchner, modificando el sentido de la pregunta.

Néstor Kirchner

La Presidenta rechazó, además, que el ex presidente Néstor Kirchner se hubiera reunido con empresarios para armar un grupo nacional que le compre a Telecom Italia la parte de las acciones que tiene Telecom Argentina, en lo que representaba uno de los riesgos del proyecto oficial de permitir el ingreso de las empresas telefónicas. "No es cierto y me parece que plantear esto es casi faltarme el respeto, como si fuera yo una persona que no decido y que decide el presidente Kirchner [sic]", sostuvo. Sin quererlo, nombró a su marido como el presidente. Además, mandó a los periodistas a que le consultaran a Kirchner por qué había aprobado la fusión entre Multicanal y Cablevisión que, después de más de un año de aquella aprobación, rechazó el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer). "Esto prueba que lo que me preguntó su colega sobre que prácticamente el que decidía las cosas en este gobierno era el anterior presidente, no se da", retrucó la jefa del Estado. La acompañó durante la conferencia el interventor en el Comfer, Gabriel Mariotto, sobre quien la Presidenta bromeó por haberse ubicado a su derecha, en el Salón Sur de la Casa Rosada. También estuvo el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, pero se quedó debajo de la tarima donde se ubicó el atril presidencial.

Hacia el final, Cristina Kirchner dijo que no estaba entre sus "hipótesis" que la ley fuera rechazada. "Debe ser una ley de gran consenso", agregó, en otra muestra de cambio del Gobierno. "Creo que es una oportunidad que no puede ser frustrada, y creo que el esfuerzo de acercar las coincidencias y puntos de vista es un ejercicio que estamos obligados a hacer", afirmó.

Denuncia contra Kirchner

* El ex presidente Néstor Kirchner fue denunciado ante la Justicia por el presunto delito de "coacción" por la iniciativa de tratar la ley de medios limitando el tiempo de debate y por supuestas acciones de "hostigamiento" contra el Grupo Clarín. La denuncia quedó radicada en el juzgado de Sergio Torres.

Comentá la nota