Ley de medios K: más advertencias opositoras en el Senado

"Es imposible sacar la ley tal como está", sostuvo el titular del bloque radical. Con entidades periodísticas, las cuatro comisiones escuchan hoy nuevas exposiciones. La oposición cuestiona artículos clave, como el plazo de desinversión y la conformación de la autoridad de aplicación.
Con la presencia de entidades periodísticas, arrancó en el plenario de comisiones del Senado la segunda jornada de discusión sobre el proyecto de ley de medios kirchnerista. Todo bajo una ola de críticas de la oposición por artículos clave de la iniciativa. Tajante, el titular del bloque de la UCR, Ernesto Sanz, lanzó: "Es imposible sacar la ley como está".

Por más voluntad o decisión política que tenga el oficialismo ayer quedó demostrado que esta ley registra no menos de 10 o 15 cuestiones que deben ser modificadas", dijo Sanz en declaraciones a radio América.

Mientras tanto, sigue la jornada de consultas que comenzó a las 10.40. El listado de expositores está ocupado por entidades periodísticas, como la Federación Argentina de Radios Comunitarias (FARCO), la Coalición por una Radiodifusión Democrática; ARPA y la Confederación Radios Argentinas (Corameco).

Ayer, en el inicio de la discusión, tanto el interventor del COMFER, Gabriel Mariotto, como el titular del Sistema de Medios, Tristán Bauer, se mostraron algo dubitativos ante una andanada de críticas de la oposición.

En ese plenario que duró casi nueve horas, los senadores opositores focalizaron los cuestionamientos en los puntos que más reclamos vienen generando, incluso entre algunos oficialistas, con el objetivo de avanzar en la modificación de ciertos artículos para que el texto vuelva a la Cámara baja.

Insistieron en la injerencia del Poder Ejecutivo en la composición de la autoridad de aplicación y en ampliar el plazo de un año para que los titulares de las licencias se desprendan de aquellas no encuadradas en la nueva norma. Y sumaron otros reclamos, referidos a la facultad del Ejecutivo para adjudicar las licencias cuyo alcance superen los 50 kilómetros y 500.000 habitantes, el control de los contenidos y la necesidad de regular la publicidad oficial.

Comentá la nota